+52 01 (664) 682-8861

Videgaray reconoce que la gente no confía en Peña Nieto. Y simula preocupación.

Luis Videgaray, es el Secretario de Hacienda que se siente Vicepresidente de Mexico, es el responsable de que la economía no mejore, carga en su espalda la devaluación del peso y el aumento a las gasolinas y a los impuestos. Carga bastante mala vibra en su sangre y nadie lo ve con buenos ojos en este país.

Aunado a esto, recientemente en una entrevista al Financial Times, simulo preocupación y declaró: tenemos que trabajar en la mejora de la Transparencia y reducir la corrupción, pero mucho más en rescatar la confianza de los mexicanos.

La declaración del funcionario se da tras la revelación de casos como el de la Casa Blanca de Peña Nieto y Angelica Rivera «La Gaviota» contratada como esposa del Presidente. Y sin olvidar la casa del mismo Luis Videgaray comprada al mismo grupo constructor y contratista de Obras Millonarias con el Gobierno.

En un tono de preocupación el Secretario declaró: “No solo se trata de reformar, reformar, reformar. Necesitamos abordar lo que realmente importa a la sociedad mexicana, que es no (solo) la corrupción y la transparencia. Va más lejos: tiene que ver con la confianza”, dijo Videgaray en una entrevista con el Financial Times.

Y aunque sus palabras suenan reales, no podemos dejar de pensar que simula preocupación. “Podríamos llevar a cabo diez reformas energéticas, pero si no le sumamos la confianza, no abarcaremos todo el potencial de la economía mexicana”, agregó. Lo cual sin decirlo, fue un reconocimiento pleno, relativo a la Pérdida de la confianza de los mexicanos en el Gobierno y en el Presidente Peña Nieto.

La confianza esta perdida desde que un grupo, se apoderó de México y toma decisiones de interés privado, redactando las Leyes, para beneficio de unos cuantos como en las Reformas Estructurales realizadas sin consultar a los ciudadanos.

Las críticas contra el gobierno de Peña Nieto, subraya el diario, también se han generado por el manejo “gris” de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ocurrida el 26 de septiembre en Iguala, Guerrero. Siguen simulando preocuparse, pero en la realidad nadie atiende a los deudos, ni hay un trato digno a su desgracia.

Lo mismo por las nuevas revelaciones que exhiben las propiedades millonarias que según el New York Times son de Alejandro Murat, el director general del Infonavit, y que además es hijo de José Murat, el ex gobernador priista de Oaxaca y operador del Pacto por México. Ambos y todos ellos del partido gobernante el PRI.

Dicen que combatirán la corrupción y nadie renuncia a su cargo, ni se le investiga. Siguen simulando.

Todos estos hechos, se suman a la guerra intestina entre partidos que, en puntos focales, se controla y se gesta desde la Secretaria de Hacienda o de Gobernacion, o desde la cúpula del poder, para continuar con el control del país, antes, durante y después de las elecciones intermedias de 2015.

Lo que de ningún modo abona para mejorar el índice de confianza, del cual se mostró preocupado el Secretario Luis Videgaray, en su reciente viaje a New York. ¿De que sirven las palabras? si en los hechos la corrupción crece y la transparencia es falsa y la confianza, esta por los suelos.

Todos desde donde están siguen cuidando sus intereses, Simulando hacer, sin realmente hacer nada por el bien de México. Los ciudadanos, tienen la ultima palabra, con su voto, en las elecciones próximas.

Staff Campestre / Diario Cambio.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.