+52 01 (664) 682-8861

Víctima decapitada en atentado en Francia era el jefe del sospechoso

La única víctima mortal, decapitada, del atentado cometido contra una fábrica de gas del sureste de Francia, era el patrón del hombre detenido como sospechoso de haberlo cometido, informaron fuentes de la investigación.

De acuerdo a las fuentes, el fallecido, cuya cabeza apareció colgada junto a una bandera islamista y escritos en árabe, era un empresario de 45 años de edad.

Su cabeza apareció colgada en una verja de la empresa de gas industrial que el individuo, un presunto radical islamista, atacó esta mañana con su auto, ubicada en un pequeño poblado de las afueras de la ciudad francesa de Lyon, sureste.

De acuerdo a fuentes de la investigación, el hombre era el patrón del presunto culpable del atentado, Yassin Salhi, un hombre casado y con tres hijos fichado por los servicios secretos franceses y vigilado entre 2006 y 2008 por haberse radicalizado.

El hombre decapitado, la única víctima mortal del atentado contra la fábrica industrial de gas, habría muerto antes del ataque.

El fallecido, cuya identidad no fue facilitada a la prensa, tenía una autorización y un pase electrónico para penetrar en el recinto de la empresa atacada, Air Products, según las fuentes.

Se trata de la primera persona decapitada en Francia en un atentado terrorista, una práctica frecuentemente empleada por el grupo Estado Islámico (EI) en Siria e Iraq.

La decapitación ha causado gran impacto en la opinión pública francesa que se encuentra consternada.

Cuatro personas, el sospechoso, su esposa, su hermana y un amigo cercano permanecen detenidas esta noche por su implicación en el ataque perpetrado esta mañana y en el que dos personas resultaron heridas leves por una explosión en la factoría gasística.

De acuerdo a los investigadores, Yassin Salhi, un hombre vinculado a los radicales salafistas del norte de África, tenía por objetivo hacer explotar la fábrica de gas.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.