+52 01 (664) 682-8861

Tijuanense, que enero no sea una pesadilla para tu bolsillo. Recomendaciones

La frase de siempre: la cuesta de enero, es más significativa en este 2015. Amigo Tijuanense si en diciembre tuviste ingresos adicionales: bonos y aguinaldo, pero también muchos gastos por las cenas de Navidad y Año Nuevo, lo que implica muchas compras, regalos y algunas tentaciones que pueden provocar un desbalance en tu bolsillo y cargar con la famosa ‘cuesta de enero’.

Aquí te presentamos algunos datos y recomendaciones:

De acuerdo con los resultados en la encuesta de Parametría realizada en diciembre 2013, un 57% de la población prevé que su economía se verá afectada por la «cuesta de enero».

Así que para que la ‘cuesta’ no te cueste te presentamos algunas acciones de ahorro y protección a tu bolsillo:

1. Haz una lista. Aún falta la cena de Fin de Año y la llegada de los Reyes Magos, así que lo ideal es hacer una lista con el presupuesto que se tenga de un lado y los gastos del otro, ese es el primer paso para hacer un balance de nuestras finanzas personales (¿cuánto tengo?, ¿cuánto gastaré?, ¿cuánto me sobra?).

Una vez que hayas puesto todos los puntos en tu lista, dale una segunda revisión y elimina aquellos gastos que no son necesarios, haz un esfuerzo y reduce gastos. Identifica muy bien los pagos que debes de considerar en enero, tales como colegiaturas, la hipoteca, seguro del coche, renovación de seguro de gastos médicos mayores, etc.

2. Reduce deudas: Una vez que hayas terminado tu lista de ingreso/egreso, piensa en la siguiente pregunta y elimina ciertos rubros no necesarios en la columna de los «gastos» ¿me conviene comprar este artículo en este momento?

Por ejemplo, ¿diciembre es el mes ideal para renovar tu guardaropa?, una buena recomendación sería esperar al mes de enero, donde la mayoría de las tiendas departamentales ofrecen descuentos de hasta el 50% por cambio de temporada y liquidaciones en productos. Piensa si es algo de primera necesidad, antes de gastar.

4. No arrastres deudas. Si tienes una deuda pasada en tu tarjeta de crédito, este podría ser momento de hacer un pago total o parcial con el fin de reducir en lugar de incrementarlas. Es muy importante que consideres este rubro dentro de tu lista.

5. Gasta en cosas que generen ahorro: De tu lista de gastos, detecta aquellos egresos que te puedan generar un ahorro futuro. Por ejemplo, en estas fechas muchas familias le dan mantenimiento correctivo a su propiedad, aprovechando las vacaciones y el tiempo libre en casa.

Podrías detectar problemas de impermeabilización y darte un tiempo para proteger tu casa. Estos son los tipos de gastos que te pueden generar ahorro. Otros ejemplos podrían ser: cambiar las luminarias de alto consumo por focos ahorradores, o cambiar tu viejo refrigerador por uno nuevo de bajo consumo energético o inclusive podrías considerar hacer ciertas reparaciones menores tú mismo, como pintar, limpiar, ordenar y así gastar únicamente en el material y ahorrarte el pago de mano de obra que muchas veces equivale al 50% del presupuesto.

5. No todo es ahorrar, ¡prémiate!: Finalmente, también date gusto a ti y a tu familia. No todo debe ser ahorrar pero sí tenerlo en mente siempre como hábito para ti y tus hijos. Cómprate ese producto que tanto anhelas y por el cuál llevas tiempo ahorrando. Planifica en familia la cena de navidad y año nuevo con el fin de ir previendo la compra de los ingredientes y sobre todo, dedica tiempo para pasar las fiestas decembrinas y tus días de descanso con tu familia y seres queridos.

Staff Campestre

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.