+52 01 (664) 682-8861

Reglas que supuestamente son saludables para una buena dieta

1. Siempre debes desayunar.
Soy una gran defensora de los desayunos saludables -es la única comida de la que tenemos el control completo (antes de que comience la locura del día). Ofrece una gran oportunidad de empacar muchos beneficios en una comida, pero no todo el mundo tiene hambre a primera hora en la mañana. Si realmente no tienes ganas de comer, no deberías hacerlo -debes esperar hasta que estés hambrienta. No hay nada más importante para estar saludable que aprender a sintonizar y escuchar las señales de tu cuerpo. Si eso no significa que comas hasta las 11 a.m., está bien. Sólo asegúrate de tener algo preparado, para que no tengas que correr a comprar un café y un croissant cuando el hambre te ataque.

2. Los alimentos de desayuno sólo se pueden comer en la mañana.
Avena, smoothies verdes, huevos revueltos con aguacate… Todos son alimentos fantásticos y ricos en nutrientes que la mayoría de nosotros sólo considera para el desayuno. ¡Pero esto no es una regla! Puedes comerlos cuando quieras… Trata de cenar huevos revueltos con aguacate en la cena. ¿Por qué no? ¡Verás que no te arrepentirás!

3. El gluten es el enemigo de todo el mundo.

Las cosas sin gluten de repente se han convertido en una «locura de la salud» y muchas personas están convencidas de que -celíaca o no- si cortan el gluten se incrementará su salud. Esto no es verdad. No estoy discutiendo el hecho de que muchas personas puedan experimentar una mejora en su salud mediante la reducción de gluten, pero no creo que deba cortarte cualquier alimento definitivamente. Entre otras cosas, porque estos alimentos sin gluten son excesivamente procesados y llenos de ingredientes que ni siquiera puedes pronunciar. Ser diagnosticada por un doctor como celíaca es una cosa, pero los alimentos sin gluten no necesariamente son los más sanos.

 4. Nunca debes comer después de las 8 p.m.

La idea de que cualquier cosa que comas después de las 8 p.m., se almacenará en tu cuerpo en forma de grasa es un mito total. ¡El metabolismo de nuestro cuerpo es mucho más complejo que eso! La realidad es que si estás trabajando en la tarde (como muchos de nosotros lo hacen), es extremadamente importante que recargues tu cuerpo con una comida rica en nutrientes que consistan en proteína y algunos carbohidratos complejos después, no importa si es a las 6 p.m., 7 p.m. o 9 p.m. En donde muchos de nosotros nos equivocamos es en lo que comemos por las noches -es un momento en que comemos para evitar el aburrimiento o eliminar el estrés, como snacks altos en carbohidratos, azúcares, chocolate y alcohol. El exceso de alimentos puede ser perjudicial para nuestra salud, no importa la hora a la que te lo comas.

5. Sólo cómete las claras de los huevos.

Olvida los omelettes de puras claras, para obtener todos los beneficios nutricionales del huevo te lo necesitas comer todo. Sí, lo blanco es donde está la proteína, pero la yema contiene todos los nutrientes maravillosos incluyendo grasas de omega 3 que son saludables para el corazón, vitamina D que levanta el estado de ánimo y la vitamina B12 que limpia la sangre. Las yemas de huevo contienen colesterol, pero ahora sabemos que el colesterol dietético contribuye muy poco a nuestros niveles de colesterol en la sangre. Una mejor regla es comprar huevos orgánicos, no sólo es importante por razones éticas, sino porque los niveles de nutrientes son mucho más altos.

6. Necesitas comer cada tres horas.

Esta «regla» no es aplicable para todo el mundo -la alimentación saludable trata de sintonizar las señales del cuerpo. Cada vez que vayas a comer, debes evaluar tu hambre en una escala del 1 al 10 (siendo 1 nada y 10 es voraz), y come alrededor de un 7. Realmente no puedo enfatizar lo suficiente la importancia de una alimentación consciente. ¿Estás comiendo porque estás estresada, aburrida, ansiosa, sedienta… O realmente tienes hambre?

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.