+52 01 (664) 682-8861

Primera boda gay programada para el 21

El próximo viernes 21 de noviembre en punto de las 08:30 horas, Víctor Manuel Aguirre Espinoza y Víctor Fernando Urías podrán unir sus vidas en matrimonio, dando con ello fin a la lucha que emprendieron por sus derechos ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) hace cerca de un año y medio.

La pareja que recibió asesoría del abogado José Luis Márquez Saavedra, acudió a las 10:00 horas de ayer al Palacio Municipal donde durante 40 minutos esperaron pacientes la resolución de una fecha específica para la celebración de su casamiento.

«Es lo que habíamos pensado y sí hubo unos desencuentros en cuanto a los horarios, porque teníamos planeado otras cosas, pero también entendemos y respetamos que la agenda del Registro Civil está saturada, entonces nosotros nos adecuamos a lo que ellos traen, tomamos el espacio que quedaba disponible ese día», declaró Víctor Fernando Urías.

Describió que pese a que el largo proceso por lograr esta boda no les pareció del todo justo, siempre fueron respetuosos de la legalidad y gracias al asesoramiento de su representante lograron alcanzar su objetivo.

Refirió que al tratarse de un caso poco esperado, las autoridades locales posiblemente desconocían la operatividad en la que se debió dar seguimiento a la solicitud de los interesados, por lo que la negatividad mostrada desde el Ayuntamiento al principio no fue intencional, sino con el afán de conocer a fondo lo que procedía.

«Nos gustaría mucho que parejas como nosotros se atrevieran y exijan sus derechos, ojalá y nuestro caso les sirva de ejemplo y motivación para esas personas que están en la misma condición que nosotros y quieran legalizar su unión. Estamos confiados en que todo saldrá bien y no tiene por qué haber trabas, es una orden de la SCJN».

Su decisión de contraer nupcias siempre ha sido con el fin de asegurar como cualquier pareja sus patrimonios, pues desde hace más de diez años han compartido sus vidas y por ello buscaron acceder a beneficios como seguro de vida, decisiones médicas y otras cuestiones que se otorgan al firmar un acta matrimonial.

Aguirre Espinoza señaló que para la pareja ya no es importante el hecho de que sea el propio alcalde Jaime Rafael Díaz Ochoa, quien encabece la ceremonia en el Registro Civil, pues en el momento en que emitieron tal declaración lo hicieron como un reto.

Por su parte, el representante legal de la pareja subrayó que la orden de la Corte fue contundente, donde se notificó el anuncio de seguimiento del proceso a fin de que no se aplique la restricción de que el matrimonio en Baja California debe ser entre hombre y mujer, lo que impidió que ambos se casaran.



Si cumplen con los

requisitos, adelante

En conferencia de prensa, el secretario del Ayuntamiento, José Félix Arango, puntualizó que mientras los solicitantes cumplan con los requisitos que por obligación deben cubrir los aspirantes a unir sus vidas ante la ley, ambos podrán dar seguimiento a sus planes ante el Registro Civil.

«El pasado miércoles se nos notificó la resolución del amparo en revisión que inicialmente se interpuso en contra del artículo Séptimo de la Constitución Política local y el 143 y 144 del Código Civil del Estado, en donde nos ordena la SCJN que se le dé trámite a la solicitud de matrimonio de Víctor y Víctor y en eso estamos».

Consideró que al ser una orden, desde el XXI Ayuntamiento de Mexicali no tienen inconveniente alguno en que se desarrolle el matrimonio, lo que podría significar una ventana de apertura para otras parejas del mismo del sexo que pretendan unir sus vidas como ellos.

«Si cumplen con los requisitos pudiera ser porque son casos específicos, en este caso son ellos solamente, no es en general», concluyó Félix Arango.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.