+52 01 (664) 682-8861

Misionero Hans Myhulots realizara platicas con jóvenes preparatorianos y padres de familia de esta entidad

Con la finalidad de compartir su historia de vida,  en la que llegó  a probar drogas desde los 9 años de edad, a intentar suicidarse en once ocasiones hasta llegar ahora a ser un misionero que ayuda a los niños de la calle,  pandilleros, prostitutas y niños con SIDA, la Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID) Sede Tijuana, invitó a Hans Myhulots a conversar con jóvenes preparatorianos y padres de familia de esta entidad.

Del 16 al 18 de febrero, el misionero católico compartirá como las drogas pueden dañar por completo la vida de una persona, cómo tratar de llenar vacíos principalmente afectivos con el consumo de algún estupefaciente solo deja destrucción, cárcel o la propia muerte.

Durante estos días, se reunirá con poco más de 4,000 jóvenes estudiantes del Cbtis 155, Cetis 58, Cecyte Rio, Playas de Tijuana, Cachanillas, Río (Tijuana); Cobach Rosarito y en la Casa Social en el Municipio de Tecate. Cabe mencionar que en los planteles Cecyte Rio y Playas sostendrá también pláticas con los padres de familia.

El miércoles 18,  a las 11:30 horas, la reunión será con los estudiantes de la UNID, en las instalaciones d de la propia institución educativa. Ésta no es la primera vez que la Universidad invita a Hanns a dialogar con los jóvenes, quien desde hace varios años se dedica a compartir su mensaje a la juventud, en el que enfatiza el daño que causan los excesos.

Como consecuencia de su modo de vida, Hanns perdió ambas piernas, actualmente utiliza prótesis para  poder caminar, y siendo ejemplo de que con fe y perseverancia las cosas se pueden lograr.

Myhulots de origen francés, se ha dedicado a trabajar como misionero en Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua y Honduras principalmente.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.