+52 01 (664) 682-8861

Lolita Ayala deja delegación de Profeco en Baja California

La delegada de la Procuraduría Federal del Consumidor  en Baja California, Dolores de María Manuell Gómez Angulo, anunció que en breve dejará de la dependencia por motivos personales y debido a sus proyectos políticos. Su renuncia nada tiene que ver, aseguró, con pasadas acusaciones por supuesto desvío de recursos.

«Tengo que atender mis negocios que es de lo que vivo», afirmó la aún delegada, puesto que dice que pierde más que lo que gana en Profeco. Se dijo contenta por sacar en un 90% el trabajo rezagado, aunque apostilló «todavía no me voy».

Dio a conocer que tiene proyectos personales, en Concertación Mexicana, un movimiento político encabezado por Manuel Espino, exdirigente del Partido Acción Nacional (PAN).

«Que tengo proyecto político sí lo tengo y estoy muy contenta por ello, y en su tiempo ustedes lo van a conocer», refirió.

Gómez Angulo ingresó a la dependencia el 1 de abril de 2013, y tomará unas vacaciones a partir del próximo 18 de julio. Según comentó, solo regresará al acta de entrega a finales de julio.

Dijo que su renuncia al cargo nada tiene que ver con las acusaciones de Carlos Muñoz Rodríguez, cuando estaban en Misión San Carlos y quien alegaba haber trabajado en Profeco.

«Él está loco, su problema es que no quedó como jefe de verificación en Profeco, cuando vino se quedó tres días o una semana, a uno de los empleados ya le había dicho que quería ponerse de acuerdo para que le dijera dónde soltaban lana», mencionó.

Aclaró que cuando estaba en Misión San Carlos, un centro de rehabilitación contra las adicciones, recibió un dinero que regresó y que fue uno de los argumentos de Muñoz Rodríguez para acusarla.

«Él dice que trabajé en dos partes y es verdad, pero regresé lo que no me correspondía. De las pocas cuentas que ha aprobado el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), una es de Misión San Carlos, me da tristeza como andan ahora. Yo metí a trabajar ahí a su novia, pero ya la corrieron. Pero nada de esto tiene que ver con mi renuncia, la cual es por motivos personales y mis proyectos políticos», expresó.

Comentó que le acaban de mandar un oficio para saber si hubo contrato con Muñoz Rodríguez debido a que demandó que era empleado de San Carlos y que estuvo tres meses en Profeco.

«Dice que era empleado de aquí, jamás fue empleado de aquí. Además las altas las firman en México, no las firmo yo. Dijo que usaba recursos de Misión San Carlos para el proyecto de Espino, hasta a él lo metió, yo no he abierto la oficina de Concertación Mexicana, para separar una cosa de otra, mandó una denuncia a la PGR, pero no procedió, mando al IFAI y hasta me acusó con Peña Nieto», explicó.

Mostró una carta con la denuncia, de Carlos Muñoz, misma que señaló está mal redactada y con muchas faltas de ortografía, sin firmar y se le acusa de estar muy cercana a empresas gasolineras, en específico menciona al grupo gasolinero Dagal.

«Me da vergüenza andar contestando estupideces», manifestó.

Finalmente comentó que en su declaración patrimonial tiene lo mismo que cuando entró. Cuestionó que el periodista Sergio Haro, del semanario Zeta, no haya consultado los documentos que ella posee y escribiera una nota con la versión de Carlos Muñoz, sin darle derecho de réplica.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.