+52 01 (664) 682-8861

La FCC busca igualar derechos de OTT con cable

La medida podría convertirse en un golpe para la estrategia de ‘paquetes de programación’ que han venido aplicando los productores de contenidos frente al cable y el DTH, negándose a vender canales individuales. Así, se abre la posibilidad de que un proveedor de Internet pueda ofrecer acceso a determinados canales de TV paga sin convertirse en ‘cableoperador pleno’, distribuyendo ciertas señales como parte de una oferta que podría, por ejemplo, incluir Netflix y el nuevo OTT deHBO, sin los ‘canales básicos’ típicos de la industria del cable y el DTH.

La medida propuesta por la FCC, no incluye a proveedores de contenido por suscripción como Netflix, pero daría mayor margen de maniobra a empresas como Aereo, que perdió hace poco una batalla judicial ante los canales de aire de los Estados Unidos, los cuales pretendía retransmitir por Internet cobrando una suscripción mensual a sus usuarios.

La industria de la TV paga estadounidense se ha opuesto siempre al sistema de TV paga ‘a la carte’ (o ‘pay-per-channel’) por la cual un suscripción selecciona los canales –sean básicos o premium– que desea recibir y paga exclusivamente por ellos. La modalidad aplicada hasta ahora implica “paquetes” de canales básicos y de canales premium; los jerarcas de la industria sostienen que, sin estos “paquetes”, muchos canales serían inviables y desaparecerían, y que en definitiva el suscriptor no pagaría menos porque el precio individual de un determinado canal sería mucho más elevado que el de ese mismo canal incluido en un “paquete”.

En México, la Asociación de Redes de Telecomunicaciones de México (ARTM) , grupo de cableoperadores independientes escindido deCanitec, anunció recientemente que, ante la nueva legislación derivada de la Reforma Constitucional en Telecomunicaciones, iniciará acciones judiciales contra la venta de programación ‘en paquetes’, a la que califica de “ventas atadas” y considera ilegal.

En los Estados Unidos, tanto HBO como Viacom han anunciado que ofrecerán su programación a quienes tengan acceso a Internet pero no sean suscriptores de cable. Otras empresas están trabajando el mismo sentido, basadas en que la cantidad de hogares conectados a Internet es superior al de hogares suscriptos a TV paga y por lo tanto existe un mercado adicional que podrían alcanzar. Este razonamiento se aplica también a Europa, donde hay países con 80% de penetración de internet y sólo 40% de usuarios de TV paga.

Aún cuando la FCC aprueba la medida de “unbundling” (“despaquetización”) para los Estados Unidos, ésta no sería efectiva fuera del territorio de la ese país, aunque sí se convertiría en otro factor que promovería la lenta decadencia de la TV paga lineal, como se la conoce actualmente, y su reemplazo paulatino por un sistema VOD (video a pedido), hacia el cual tienden los sistemas OTT ofrecidos por la industria del cable y los propios programadores en la actualidad.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.