+52 01 (664) 682-8861

Heridos de Explosion: Denuncian, discriminacion, maltrato y abandono de autoridades.

No todo es prontitud y eficiencia en el trato a los quemados y heridos de la explosión en el Hospital Infantil del DF. Las denuncias comienzan a llegar a los Medios de Comunicación y es en contra de los otros Hospitales donde fueron hospitalizados los Heridos y que hoy están en el abandono.

Sucede que varios de los Familiares de algunos lesionados, tras la explosión en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, denunciaron abandono por parte de las autoridades capitalinas. A varios nadie les ha realizado el cuestionario de Identidad, a varios no los han atendido en sus otras necesidades.

Los parientes de Jorge Luis Tinoco Muñoz, de 27 años, quien se desempeñaba como camillero en el nosocomio, precisaron que fue dejado a su suerte, a pesar de que sufre quemaduras en el 97 por ciento de su cuerpo.

Detallaron que además de las quemaduras, se le diagnosticó fractura craneoencefálica, estallido de un ojo y heridas en las piernas, por lo que requiere de un tratamiento especializado, incluso en Estados Unidos.

Tras el estallido del pasado 29 de enero, fue trasladado al Hospital Rubén Leñero, donde no ha recibido la visita de ningún funcionario local o federal. Los familiares explicaron que el estado de salud de Jorge Luis es considerado grave y que en el hospital se carece de equipo y personal para asegurar un tratamiento adecuado. Señalaron que se debate entre la vida y la muerte, por lo que demandaron ayuda de las autoridades locales y federales para trasladarlo a un hospital especializado.

Otro caso es el de Cassandra Velázquez Rodríguez, quien tras un peregrinar fue olvidada en el Hospital de Xoco. Sus parientes relatan que acudió al Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa a dar a luz y que estaba a unas horas de salir al momento de la explosión.

Tras lo ocurrido, fue trasladada al Hospital Enrique Cabrera, junto con su hijo recién nacido. Ahí la atención fue mala de acuerdo a lo narrado por sus familiares, quienes explican que en el nosocomio sólo suturaron sus heridas y la hicieron a un lado porque había “preferencia para otros pacientes”. El diagnóstico de Cassandra fue fractura de quijada y dos pedazos de vidrio incrustados en su cara, mismos que no le fueron detectados.

Tras el diagnóstico, la mujer fue traslada a Xoco, ahí le dijeron que no requiere ninguna cirugía de quijada, sólo una reconstrucción estética para cortar un pedazo de piel que ya no le sirve, pero como su caso no es urgente, sigue esperando recibir atención, lamentó su familia.

La Secretaría de Salud del Gobierno del DF señaló que hasta ayer 26 personas continúan hospitalizadas: 13 son hombres y 13 mujeres, 17 adultos y nueve recién nacidos.

Diario Crónica

Etiquetas:

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.