+52 01 (664) 682-8861

Embajada de EE.UU pide a sus ciudadanos afectados por Odile trasladarse a aeropuerto

El Departamento de Estado (ministerio de Exteriores) de EE.UU. recomendó hoy a los ciudadanos estadounidenses afectados por el huracán Odile en el estado mexicano de Baja California Sur trasladarse lo antes posible al aeropuerto de San José del Cabo para ser desalojados.

En un «mensaje urgente» difundido por la embajada de EE.UU. en México, el Departamento de Estado aconsejó también que el traslado se efectúe «tan pronto como sea posible» y mientras haya luz del día.

El comunicado indica que Washington está trabajando con aerolíneas de Estados Unidos y México para organizar vuelos para ciudadanos estadounidenses desde el aeropuerto de San José del Cabo este jueves, y que posiblemente haya otros vuelos desde el aeropuerto de La Paz.

También ha contratado vuelos fletados, que se ofrecen a condición de ser reembolsados, por lo que se requerirá que los pasajeros firmen un pagaré.

«No se rechazará a ningún pasajero por no contar con los fondos necesarios», abundó.

El boletín señala que personal de servicios consulares de EE.UU. ya se encuentra en áreas afectadas de la península de Baja California para ofrecer atención a los ciudadanos estadounidenses que estén varados.

Precisa que el consulado en Tijuana recomienda evitar los viajes por tierra entre Baja California Sur y el norte de la península debido a los daños que ha sufrido la carretera transpeninsular.

Finalmente, ofrece consejos generales, como seguir los medios de comunicación locales para enterarse de posibles cambios en las condiciones climáticas potencialmente violentas, y estar al tanto de las instrucciones y advertencias emitidas por el Gobierno de México.

«Se deben considerar preparativos para proteger la vida y los bienes», acotó.

Aunque el comunicado no lo menciona, en Los Cabos se registraron en los últimos días actos de rapiña y saqueo de centros comerciales.

Odile, que presentó vientos superiores a 200 kilómetros por hora, impactó la madrugada del lunes como huracán de categoría III en la escala SaffirSimpson (de cinco niveles) contra la zona de Los Cabos, ubicada en el sur de la Península de Baja California y muy apreciada por el turismo estadounidense.

Los fuertes vientos y las intensas lluvias provocaron la muerte de dos personas y la desaparición de otras tres, y causaron graves daños a la infraestructura urbana, carretera, eléctrica, de telecomunicaciones y aeroportuaria, así como a hoteles y casas.

El gobernador de Baja California Sur, Marcos Covarrubias, afirmó hoy que gracias al Ejército, la Marina, la Policía Federal y aerolíneas comerciales, se logró la evacuación hasta el miércoles de unos 11.000 turistas.

Agregó que hoy se preveía trasladar a otros 8.000 que permanecían varados en Los Cabos y otros 500 en La Paz.

Los remanentes de Odile aún favorecen precipitaciones fuertes en áreas de los estados de Sonora y Chihuahua, y de menor intensidad en zonas de Coahuila.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.