+52 01 (664) 682-8861

El huracán Carlos este día alcanzara la categoría 2, ya se expanden sus efectos en el Pacífico. 

El huracán Carlos, que hoy podría alcanzar la categoría 2, anoche se ubicaba a 170 kilómetros al sur de Acapulco, Guerrero, y a 360 km al sureste de Lázaro Cárdenas, Michoacán en el último reporte del Servicio Meteorológico Nacional. 

La dependencia informó que los vientos máximos sostenidos del fenómeno meteorológico eran de 140 kilómetros por hora, con rachas de hasta 165, y desplazamiento hacia el norte a 4 kilómetros.

El huracán aportará humedad al centro y sur de México, se prevén lluvias intensas, con tormentas eléctricas, probabilidad de granizadas y viento fuerte en la costa y sierra sur de Guerrero y Oaxaca, y muy fuertes con tormentas eléctricas, potencial de granizadas y vientos fuertes en las costas de Jalisco, y costas y sierra sur de Michoacán y Colima.

Asimismo, se prevén vientos de 35 kilómetros por hora con rachas de hasta 60 en zonas costeras de Guerrero y el oeste de Oaxaca; oleaje de 3 a 3.5 metros en la costa de Guerrero, de 2.5 a 3 metros en la costa de Michoacán y Oaxaca, de 2 a 2.5 en la costa de Colima, y de 1.5 a 2 metros en la costa de Jalisco e Islas Revillagigedo, Colima.

Las zonas de prevención por los efectos de huracán van desde Tecpan de Galeana, Guerrero, hasta Lázaro Cárdenas, Michoacán.

Por su parte, la Secretaría de Protección Civil de Guerrero dio a conocer que las olas de tres hasta cinco metros de altura que se están registrando en Acapulco y mar abierto son a consecuencia del huracán, por lo que pidió a los prestadores de servicios turísticos asegurar su mobiliario de playa y enramadas.

Se han colocado banderas rojas en la franja de arena, donde se prohíbe nadar por el alto oleaje y advirtió que aquellas personas que ingresen al mar será bajo su responsabilidad.

Agregó que los puertos de Acapulco y Zihuatanejo se mantienen cerrados a la navegación mayor y menor, y recomendó a los pescadores asegurar sus lanchas y sacarlas de la bahía.

Durante un recorrido realizado por las playas Revolcadero, San Vicente y Bonfil, ubicadas en la zona Diamante de Acapulco, se constató que algunas palapas fueron derribadas por los fuertes vientos y olas.

Diario Crónica 

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.