+52 01 (664) 682-8861

Damnificados denuncian que hay familias desaparecidas en Vado de Santa Rosa BCS.

La ayuda para los damnificados en Baja California Sur todavía es insuficiente, el ejercito no se da abasto, y al parecer la información de los daños y de los muertos y desaparecidos aun no es confiable. Falta mucho por hacer y el Gobierno Federal es el principal responsable de activar la ayuda.

En la colonia Vado de Santa Rosa cientos de viviendas fueron destruidas por el paso del huracán Odile, la gente lo ha perdido todo, incluso se habla de familias desaparecidas.

Evelia Jiménez, ama de casa que también perdió su casa y se encuentra refugiada en el albergue de la primaria “Felipe de Jesús Pedroza”, dijo que varias familias están perdidas.

“Cuando empezó a llover me salí con mis dos hijos a buscar un refugio, se les aviso a las demás familias, pero desgraciadamente no quisieron salirse, no creyeron, decían que no es cierto, no pasará nada y a la mera hora, cuando quisieron salirse, era demasiado tarde, varias familias están perdidas; unos los encontraron ahogados, entre ellos una niña, que estuvieron luchando por sacarla y no pudieron, cuando fui a buscar mi casa, no la encontré, ni mi ropa, escuche que dijo un señor que vayan a reconocer a una persona que sacamos allá por el estero, no supe que más pasó, pero si hay familias desaparecidas”, expresó Evelia Jiménez.

Al igual que Evelia Jiménez, cientos de familias piden la ayuda urgente de comida y agua, “necesitamos que el gobierno nos apoye; me quede sin casa, no tengo nada, no sé qué hacer”.

pánico. “Por un momento creí que nos iban a linchar”, manifestó un trabajador de seguridad de la Comercial Mexicana, luego de que por la mañana del pasado martes, miles de personas prácticamente le pasaron por encima para saquear la tienda departamental.

Es que los saqueadores no conforme con llevarse televisores, plasmas, refrigeradores, lavadoras, estéreos y otros artículos valiosos, la rapiña llegó hasta las oficinas donde se resguardaba el dinero en efectivo, mismo que cayó en las manos de los saqueadores.

“Rompieron la puerta de la oficina donde estábamos, por miedo a que nos mataran les dimos el dinero a los saqueadores”, expresó uno de los guardias de seguridad, quien solicitó el anonimato.

Staff Campestre

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.