+52 01 (664) 682-8861

Copiloto de Germanwings tenía intención de destruir el avión

 El copiloto de Germanwings parecía tener «intención de destruir el avión» y se negó «de forma voluntaria» a abrir la puerta de la cabina, ignorando los desesperados llamados por parte del capitán y los gritos de terror de los pasajeros, dijo un fiscal el jueves.

Dicha información se obtuvo de la grabadora de voz de la cabina, que no registró ninguna palabra del copiloto Andreas Lubitz después de que el piloto saliera de ella.

«Había silencio absoluto en la cabina», indicó Brice Robin, el fiscal de Marsella que investiga el caso.

Por su parte, el director de Lufthansa, compañía matriz de la aerolínea Germanwings, se declaró sorprendido tras enterarse de que el copiloto habría provocado la tragedia a propósito e indicó que desconocía los motivos.

Carsten Spohr dijo en conferencia de prensa en Colonia, Alemania, «escogemos a nuestro personal en forma muy, muy cuidadosa». Agregó que los pilotos son sometidos a un examen médico anual pero este no incluye pruebas psicológicas.

Por su parte, el ministro del Interior de Alemania, dijo que «no había indicios de cualquier antecedente terrorista» en el desastre. Thomas de Maiziere dijo que autoridades alemanas revisaron bases de datos de inteligencia y policiales el día de la tragedia y que Lufthansa les avisó que las revisiones de seguridad de rutina no arrojaron indicios de comportamiento inapropiado del copiloto.

El fiscal Robin indicó además que ya comenzó el trabajo de identificación de las víctimas.

De acuerdo con el fiscal, en los últimos minutos del descenso de la aeronave se oyeron golpes en la puerta mientras sonaban las alarmas. Justo antes de que el avión se estrellara contra las escarpadas laderas alpinas, la grabación registró los gritos de los pasajeros.

Las conversaciones grabadas entre los dos pilotos, explicó el fiscal, comenzaron siendo corteses. Pero las respuestas del copiloto se tornaron «lacónicas» cuando el capitán comenzó a preparar los planes de aterrizaje a mitad del vuelo.

En la localidad alemana de Montabaur, conocidos de Lubitz dijeron que estaba al final de la veintena y no mostraba signos de depresión cuando le vieron el pasado otoño, cuando renovó su licencia de piloto de planeadora.

«Estaba contento, tenía el empleo con Germanwings y le iba bien», comentó un miembro del club de planeadoras, Peter Ruecker, que le había visto aprender a pilotar. «Daba buenas sensaciones».

Lubitz obtuvo su licencia de piloto de vuelo sin motor cuando era adolescente y fue aceptado como piloto en prácticas en Lufthansa tras titularse en una estricta escuela preparatoria alemana, dijo Ruecker. Describió a Lubitz como un joven «bastante tranquilo», pero amistoso.

Lufthansa ha rechazado identificar a los dos pilotos, pero explicó que el copiloto se incorporó a la compañía de bajo coste en septiembre de 2013, justo al terminar su formación, y había volado 630 horas.

El capitán tenía más de seis mil horas de vuelo y estaba en Germanwings desde mayo de 2014, dijo Lufthansa añadiendo que antes había volado con aeronaves de su compañía y de Condor.

El Airbus A320, que cubría la ruta entre Barcelona y Duesseldorf, comenzó a descender inexplicablemente desde una altitud de crucero y se estrelló contra una zona de montaña remota en los Alpes franceses, matando a las 150 personas que iban a bordo.

Desde los ataques terroristas del 11 de septiembre, las aerolíneas de Estados Unidos no permiten que un piloto se quede solo en cabina. El procedimiento estándar es que si uno de los dos sale ”por ejemplo al servicio” un asistente de vuelo ocupe su lugar en la cabina.

CLAVES
Otros casos confirmados


Rusia. El 26 de septiembre de 1976 un piloto ruso secuestró el avión Antonov 2 para estrellarlo contra el bloque de viviendas de la ciudad de Novosibirsk donde vivía su ex mujer. En el accidente murieron 12 personas.

Colombia. El 22 de agosto de 1979, un joven mecánico de 23 años que acababa de ser despedido tomó el control de un avión militar modelo HS-748 del Aeropuerto de Bogotá, Colombia, para estrellarse contra una zona residencial, que cobró cuatro vidas.

Marruecos. El 21 de agosto de 1994, un avión de Royal Air Maroc ATR-42 se estrelló en la Cordillera del Atlas poco después de despegar de Agadir, Marruecos. El accidente fue causado por el capitán de la aeronave, que desconectó el piloto automático y la dirigió contra las montañas intencionadamente.

Indonesia. El 19 diciembre de 1997, el vuelo 185 que viajaba de Jakarta a Singapur se estrelló en Indonesia después de un rápido descenso. No se pudieron establecer las causas del accidente, aunque un reporte sugería que el piloto apagó los aparatos de registro de la aeronave y la hizo descender en picada mientras su copiloto se encontraba fuera de la cabina. El piloto había sufrido numerosos problemas personales antes del accidente. Las autoridades indonesias no dieron crédito a estas conclusiones. En el accidente murieron 104 pasajeros.

Canadá impone nuevas reglas

Canadá ordenó a todas las aerolíneas nacionales que dos miembros de la tripulación permanezcan en todo momento en la cabina, luego de que se revelara que el copiloto de Germanwings estrelló el avión deliberadamente cuando se ausentó el piloto.

La medida entra en vigor “inmediatamente”, anunció la ministra canadiense de Transporte, Lisa Raitt, pocas horas después de que las aerolíneas Air Transat y Air Canada tomaran esta decisión. La compañía WestJet también anunció la aplicación de esta medida.

“Debe haber dos miembros del personal en el puesto de pilotaje en todo momento”, sea una azafata o un auxiliar de vuelo.

La compañía Air Transat había indicado antes que cuando uno de los dos pilotos salga de la cabina de pilotaje, el jefe de cabina tomará su lugar.

Air Canada y WestJet también indicaron la misma norma.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.