+52 01 (664) 682-8861

Carta que escribió el Dr. Mireles sigue incomodando. Desnuda al Gobierno Federal.

Con saña y rudeza innecesaria y con inconsistencias en su detención, el Gobierno de Peña Nieto, se quito una piedra en el zapato. Hace ya varias semanas que el doctor Mireles esta detenido en una prisión en Sonora, muy lejos de su familia y de sus raices. Muy lejos de su zona de influencia.

Pero hay otra realidad, la que pesa y la que incomoda, esa, la de las redes sociales. La que mueve a la masa y que escupe letras y palabras de molestia y rechazo a la mala leche del Gobierno Federal. A los pocos argumentos que inventa para detener a un caudillo, a un hombre con muchos pantalones y que por donde se le vea, hace todo para defender a su familia y defender a su prójimo de la violencia, del narcotráfico y ahora hasta del Gobierno Estatal y Federal.

Aquí, en campestrebc.com, presentamos nuevamente la carta del Doctor Mireles a todo el Pueblo de Mexico:

Mensaje del doctor José Manuel Mireles Valverde
CEFERESO 11, 25 de julio de 2014, Hermosillo, Sonora

Este es mi primer mensaje a la nación desde prisión. Agradezco al pueblo de México, desde Yucatán hasta Baja California, las enormes muestras de apoyo y solidaridad.

A mis hermanos de Sonora les digo: sé de su solidaridad y esfuerzo, y me siento orgulloso de estar en su tierra que también es mía. Aunque mi cuerpo esté en una celda, mi espíritu camina con ustedes por sus desiertos y montañas, por sus ciudades, pero sobre todo por sus corazones que sienten cariño por las personas que sufren y se conduelen de los michoacanos, pues ustedes también saben los horrores de la impunidad.

A mis hermanos autodefensas que se encuentran presos: SIÉNTANSE ORGULLOSOS DE DEFENDER A SUS FAMILIAS, es la primera obligación de cualquier gente de bien. Siéntanse orgullosos de defender a sus pueblos, es la obligación de todo buen ciudadano. SIÉNTANSE ORGULLOSOS DE DEFENDER A MÉXICO, es la obligación de todo ser humano que haya tenido la suerte de nacer en esta patria que nos cobija. Estoy seguro que saldremos libres, pues la razón y el derecho nos asisten. Mientras estemos en prisión, las rejas que nos encierran nos fortalecen, pues mueven las conciencias de los compatriotas y ponen en vergüenza a quienes nos encarcelan. Somos más los autodefensas presos que los templarios.

Alfredo Castillo [ENVIADO POR PEÑA NIETO] llegó a Michoacán a reprimir al pueblo, a encerrarlo y a humillarlo mientras los delincuentes siembran horror y muerte a su paso, pisotea nuestra soberanía, humilla al Congreso y menosprecia a los michoacanos.

Por eso pido al pueblo digo de Michoacán: niéguense a cualquier comunicación con quien nos ha traicionado. No se enfrenten, la lucha es dispareja. No peleamos contra valientes. Peleamos contra los Templarios y contra Castillo que los uniforma y los protege. No hablemos ya con él, es un verdugo del pueblo, miente y traiciona. Que se vaya de Michoacán, pues provoca gran daño. No pueden encerrarlos a ustedes por no hablar con él. Les pido que, en memoria de nuestros hijos muertos, de nuestras mujeres violadas, de nuestras tierras perdidas, de nuestros hermanos secuestrados, que no hablen con él, que no acuerden con él ni con sus aliados que traicionan a Michoacán.

México es una República con una Constitución que ha perdido su vigencia por la rebelión del crimen organizado y el “gobierno” corrupto que lo apoya. Violando la Constitución en Michoacán, nos gobernaban los Templarios. Hoy, violando la Constitución, nos gobierna un “virrey” bajo una figura jurídica inexistente. La Constitución ha perdido su vigencia, la Constitución no está siendo aplicada. Necesitamos devolverle su fuerza y vigor como lo señala el Artículo 136 Constitucional y cuando recobremos nuestra libertad, juzgaremos a los traidores conforme a nuestra Carta Magna.

Es una pena que el “gobierno” se haga sordo y mudo ante la muerte y la destrucción de nuestro pueblo, y que pretenda fingir una realidad alterándola solamente desde los medios de comunicación. No lograrán su propósito, la realidad les gana. Se sabrá la verdad. El destino los alcanzará y la historia los juzgará.

A mis hermanos indígenas purépechas, nahuas, otomíes, les digo: USTEDES SON LOS DUEÑOS DE SUS PUEBLOS. Han logrado defender su soberanía. NO PERMITAN QUE UN GOBIERNO AJENO SE LES IMPONGA PARA SAQUEAR SU TERRITORIO. Sus minas son valiosas. Ustedes aman más a la naturaleza que a la “riqueza” y por eso garantizan la sobrevivencia de México. Ustedes aman los árboles, la selva, los bosques y los ríos. Los traidores a la patria piensan diferente. Quieren vender nuestra riqueza. NO CONFÍEN, USTEDES MANDAN.

Y a toda la nación, hombres y mujeres, ricos y pobres, “gobernantes y gobernados”, jóvenes y ancianos, a todos les pido: ayúdennos a defender la vida. México es nuestro, cumplamos con nuestro deber, desarmemos al narcotráfico, pacifiquemos a México.

José Manuel Mireles Valverde

Staff Campestre

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.