+52 01 (664) 682-8861

Beltrones le responde feo a Felipe Calderon: Que no responsabilice a los demás de sus carencias.

Fiel a su costumbre de evadir y manipular su versión con palabras y citas rebuscadas el ex Senador y ahora Diputado Manlio Fabio Beltrones, coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, consideró que las reformas que propuso durante su sexenio el ex presidente Felipe Calderón carecieron de imaginación y de visión. Lo tilda de todo, con respeto y con clases de politica a la alta escuela.

En entrevista con el periódico El Universal, Beltrones aseguró que el balance realizado por el mismo Calderón Hinojosa a su propia gestión no refleja con precisión lo que sucedió en el país de 2006-2012.

El lunes pasado El Universal publicó una entrevista con el ex presidente Calderón, quien admitió que durante su administración no se llevaron a cabo las reformas porque la oposición (PRI y PRD) regateó el apoyo y salía caro complacer sus demandas, que se concretaban a más recursos para estados y municipios.

Beltrones —coordinador del PRI en el Senado en la administración de Calderón— consideró pertinente que el ex presidente haga un ejercicio de autocrítica con humildad.

Dijo que si al mandatario panista no le gustó la profundidad de las reformas “es porque así fueron formuladas sus propuestas”. Una cachetada con guante blanco.

El ex gobernador Manlio Favio Beltrones Opinó que los mexicanos ya hicieron un balance del sexenio pasado y lo reflejaron al acudir a las urnas en las elecciones de 2012. Le recuerda a Calderón: que la Presidencia se logra con audacia y arrojo, y “la ex Presidencia se debería vivir con respeto, decoro y prudencia”. Por supuesto Beltrones omitió mencionar que millones de esos mexicanos que dice votaron por el PRI fueron comprados con las Tarjetas Soriana y de Monex.

Lo que más desgasta es no poder

—¿Es cierto lo que dice el ex presidente Felipe Calderón de que ustedes no apoyaron suficientemente las reformas que él propuso?

—Existe un principio fundamental del derecho que afirma: nadie se puede beneficiar de sus propios errores. Las explicaciones que da el ex presidente Felipe Calderón no reflejan con precisión lo que pasó y más bien parece una justificación de por qué las reformas no sucedieron durante su gestión.

Me hace recordar la frase de mi amigo (Luis Donaldo) Colosio (ya extinto) que sabiamente decía: ‘el poder desgasta pero lo que más desgasta es no poder’. Creo que el ex presidente Calderón omite un dato esencial: durante su sexenio es cuando más reformas a la Constitución Política se hicieron desde la promulgación de la misma.

Además se le aprobaron 95% de las iniciativas que envió al Congreso. Si no le gustó la profundidad que tuvieron, es porque así fueron formuladas sus propuestas.

Aquí lo único que queda claro es que la supuesta parálisis es producto de la falta de imaginación y visión de sus iniciativas.

—¿Realizó el ex presidente Calderón alguna convocatoria para formar una mesa de diálogo con la oposición?, se le preguntó.

—Esta es una parte de la autocrítica que le vendría bien al ex presidente Calderón, pero que por fortuna la recuerdan y realizan otros connotados panistas, como es el caso del coordinador parlamentario de los diputados del PAN, José Isabel Trejo, quien reconoce que los gobiernos de (Vicente) Fox y Calderón no pudieron hacer las transformaciones que el país requería porque no fueron capaces de convocar a una mesa tan amplia como fue la del Pacto por México, que sí logró estructurar el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, desde el inicio de su gestión.

Los costos de la negociación —a los cuales culpa de su falta de resultados— se parecen al desgaste del poder: la negociación más cara es la que niega la negociación.

—¿Cree que ya es momento de que Calderón haga un balance de lo que fue su administración?

—Yo no creo en los balances excepto en la contabilidad mercantil. Los ciudadanos ya han hecho un juicio y lo expresaron en las urnas. Lo que a él le convendría —y me extraña que siendo tan inteligente no se haya dado cuenta—, es un ejercicio de humildad; quizá lo que le ha faltado al ex presidente es tiempo para hacer su autocrítica.

Con la frialdad de las palabras y la contundencia de su significado, Beltrones dice: El ex presidente Felipe Calderon lo que debe hacer es, Un análisis serio de lo que hizo, de sus cosas positivas, que tuvo muchas y dejar de responsabilizar a los demás por sus omisiones o carencias. Y concluye su cruda respuesta: La Presidencia de la República se logra con audacia y arrojo y la ex Presidencia se debería vivir con respeto, decoro y prudencia.

El papel de ex presidentes

De todos modos, —agregó— ese es un tema polémico, no de hoy sino de hace mucho tiempo, sobre el papel de los ex presidentes y si les corresponde esa tarea de hacer un juicio personal de su gestión y el momento oportuno para ello. Hoy más que nunca la frase de que un ex presidente debe reflexionar antes de hablar adquiere relevancia. La autocrítica adquiere la mayor importancia para actuar con honestidad.

El Universal

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.