+52 01 (664) 682-8861

Autoriza Canadá ataques aéreos en Irak

El Parlamento canadiense aprobó que sus tropas participen en bombardeos contra el grupo Estado Islámico en Irak, tras una solicitud de Estados Unidos.

 

La moción debatida esta semana fue presentada por el primer ministro, el conservador Stephen Harper, la semana pasada. Con una mayoría de escaños en el Parlamento, Harper tenía la victoria casi asegurada. La moción fue aprobada por 157 votos a favor y 134 en contra el martes por la noche.

 

El texto autoriza los ataques aéreos en Irak durante hasta seis meses y menciona de forma explícita que no se emplearán tropas de tierra en operaciones de combate.

 

La misión incluye hasta seis cazas CF-18, una nave de repostaje, dos aviones de vigilancia y uno de transporte. Unos 600 efectivos del ejército del Aire participarán.

 

Canadá se suma así, junto con varias docenas de países, a la coalición liderada por Estados Unidos contra el grupo islamista Estado Islámico.

 

«La amenaza que plantea el Estado Islámico es real», dijo Harper en un comunicado.

 

«Si no se afronta, esta organización terrorista crecerá, y crecerá deprisa. Ya han expresado sus intenciones de terrorismo local e internacional e identificado a Canadá como posible objetivo», indicó.

 

La Casa Blanca dio la bienvenida a la misión canadiense.

 

«Canadienses y estadounidenses han peleado juntos en varios grandes conflictos en el último siglo, y estamos agradecidos por la nueva contribución de Canadá contra el terrorismo», indicó un comunicado de la Casa Blanca.

 

Canadá tiene más de dos docenas de asesores de fuerzas especiales ya desplegados en Irak, y tiene previsto ampliar ese contingente a un máximo de 69 asesores, dentro de una iniciativa para asesorar a las fuerzas curdas contra los milicianos islámicos, siguiendo una petición del presidente estadounidense, Barack Obama. Washington presentó solicitó después su participación en los combates aéreos.

 

Aunque la misión no requería la aprobación parlamentaria, el gobierno la sometió a votación para transmitir una imagen de consenso.

 

El gobierno de Harper obtuvo el apoyo de los partidos de oposición para realizar ataques aéreos en Libia en 2011, pero no es esta ocasión. El líder de la oposición, Thomas Mulcair, dijo que los conservadores están metiendo a Canadá en una guerra a largo plazo sin un plan creíble de ayuda para las víctimas del terrorismo de Estado Islámico.

 

El anterior gobierno progresista de Canadá rechazó una petición de enviar tropas cuando Estados Unidos invadió Irak en 2003, enfriando las relaciones entre los vecinos. Canadá amplió después su misión en Afganistán.

 

Harper puso fin formal a las misiones de combate canadienses en Afganistán en 2011. En la campaña murieron 157 militares desde 2002, una conmoción para los canadienses, poco acostumbrados a que sus tropas mueran en combate.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.