+52 01 (664) 682-8861

Autoridades sanitarias preocupadas por el Golpe de Calor / Aquí las recomendaciones.

Autoridades de Salud en el estado, indican que durante las altas temperaturas que se registran en la región, hay que extremar precauciones con adultos mayores y niños.

El doctor Francisco Enrique Hidalgo Moreno, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomendó beber de 6 a 8 vasos de agua diarios para prevenir la deshidratación.

Precisó que cuando las personas se muestran somnolientas, con dolores de cabeza, náuseas y hormigueo en algún miembro, son síntomas que manifiestan deshidratación y deben ser atendidas de inmediato, más aún si la persona realiza algún tipo de ejercicio.

El especialista en salud señaló que la falta de líquidos en el cuerpo se debe a una alteración de agua y sales minerales en el plasma del organismo y puede ser resultado de estar en una situación de mucho calor, ejercicio intenso, falta de bebidas o la combinación de estos supuestos, o bien de algunas enfermedades con las que se altera el balance hidroelectrolítico.

Entre los síntomas de la deshidratación, se encuentra la sequedad de las mucosas, que provoca la sed puede incluir dolor de cabeza, náuseas, falta de fuerza, disminución de la presión sanguínea, vértigo, bajo rendimiento y fatiga mental por lo que de no recibir tratamiento, puede aparecer delirios, inconsciencia y en casos extremos, la muerte.

Hidalgo Moreno advirtió que el malestar es perceptible cuando hay pérdida del 2 por ciento del volumen de agua, inicialmente aparece la sed y malestar, acompañado de la falta de apetito y piel seca. Agregó que los atletas pueden sufrir pérdida de resistencia, aumento de pulso cardíaco, aparecer rubor y fatiga rápida.

Una causa habitual de la deshidratación dijo-son las enfermedades gastrointestinales, que pueden ser infecciosas provocadas por virus, bacterias, parásitos y hongos; lo que desencadena situaciones de alto riesgo, y hace necesario acudir a realizarse una valoración médica profesional.

El doctor del IMSS recomendó que para evitar la deshidratación se deben ingerir bebidas isotónicas o agua y evitar los refrescos azucarados, ingerir líquidos siempre que tenga sed y tomar el equivalente a 2 litros de agua al día y no por moda, ya que beber agua sin que el cuerpo se lo pida provoca envenenamiento por agua, también conocido como hiper-hidratación.

Recordó que la manera más sencilla de prevenir la deshidratación es beber muchos líquidos, sobre todo en los días calurosos, secos y ventosos, esto implica entre 6 y 8 vasos diarios, ya que el agua no añade calorías y es muy buena para la salud.

Staff Campestre

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.