+52 01 (664) 682-8861

Arde Morena rumbo al 2021

Más que por el Covid-19, en Baja California varios políticos traen calentura por obtener candidaturas y muy especialmente la candidatura a Gobernador del estado que el próximo año estará en juego.

Y es que cuando menos pensamos el tiempo se ha ido entre la pandemia y el confinamiento, y ahora nos encontramos a unas se-manas de que inicie el proceso electoral federal y estatal, que a partir de esta elección serán simultáneos, lo cual sin duda le pone más sabor al caldo.

En el pasado quedarán los tiempos en que en Baja California te-níamos elecciones un año sí y otro también, para descansar un año y volver otra vez a tener elecciones dos años seguidos. Ahora las elecciones solamente serán cada 3 años y serán concurrentes, lo cual significa que veremos muchas urnas en cada casilla electoral, ya que habremos de votar el mismo día para cargos estatales y federales.

Y en un descuido, a las elecciones del 6 de junio del año 2021, los ciudadanos acudirán con tapabocas y gel antibacterial, formándose en colas más largas por lo de la sana distancia, lo cual podría alentar el abstencionismo. Pero eso no desanima a las figuras políticas que ya andan moviendo sus equipos de apoyo para dejarse querer y tratar de subir en los resultados de las encuestas que seguramente serán las herramientas que se utilizarán para tratar de legitimar las decisiones cupulares que se habrán de imponer a la hora de definir las candidaturas a gobernador, alcaldes y diputados, tanto federales como locales, que seguramente muchos de éstos buscarán repetir en la boleta para ser reelectos por su votantes, que de ante-mano sabemos que habrá casos que nomás no pasarán la prueba del ácido.

Pero nada de lo que sucede con la pandemia les quita el sueño a cuando menos cuatro aspirantes a la gubernatura del estado, los cuales ocupan cargos ejecutivos en la administración pública, tres en el nivel municipal y uno en el orden federal, los cuales traen sus respectivos apoyos y padrinazgos políticos, tres en el centro y uno en la localidad.

Nos referimos a los alcaldes de Mexicali, Tijuana y Ensenada, así como al delegado de Programas Federales, Marina del Pilar Ávila Olmeda, Arturo González Cruz, Armando Ayala Robles y Jesús Ale-jandro Ruíz Uribe, respectivamente, quienes de manera natural se consideran con la posibilidad de ser postulados por Morena a la gubernatura del estado. aunque también “la quieren” el Fiscal General del Estado, Guillermo Ruiz Hernández, el secretario de Economía y Desarrollo Sustentable, Mario Escobedo Carignan y “el tapado”.

Todos ellos saben que el método que se habrá de se-guir para elegir al candidato será la de la famosa encuesta; igualmente saben que a la hora de la verdad las corrientes o fuerzas nacionales que se mueven al interior de Morena van a tener que negociar el reparto de posiciones para man-tener la unidad del partido. Así que la gente del gabinete presidencial que por un lado le da piola a González Cruz y por otro a Ruiz Uribe, llegado el momento se van a tener que alinear a la señal del propio Presidente Andrés Manuel López Obrador, lo mismo Armando Ayala a las indicaciones del Gobernador Jaime Bonilla Valdez y Marina del Pilar a la línea del líder del Grupo Parlamentario de Morena en San Lázaro, Diputado Mario Delgado Carrillo.

De cualquier manera, Morena y sus aliados serán la fuerza política a vencer, y por lo tanto los candidatos que resulten de las negociaciones tendrán la obligación de promover la unidad de acción para poder levantarse con el triunfo, y ello implica que no estén confrontados y no asuman posturas beligerantes hacia al interior.