+52 01 (664) 682-8861

Alquimia en el Valle de Guadalupe

¿Dónde hospedarte?

Es tiempo de instalarte antes de tu verdadero encuentro con el Valle de Guadalupe, para ello nada mejor que hospédate en alguno de los acogedores hoteles boutique asentados en el Valle. Existe una gran oferta que se ajustan a todos los presupuestos. Siente la comodidad de sus confortables habitaciones y servicio personalizado con ese toque mágico que les da el estar en medio del valle con un silencio imperturbable rodeado de viñedos y montañas. La mayoría de los hoteles ofrecen una vista incomparable de la propiedad y sus viñedos. Será una magnífica idea desayunar en un área abierta y siente la hermosa sensación de despertar en medio de vides.

¿Qué viñedos visitar?
Dirígete a Adobe Guadalupe, uno de los viñedos más grandes del Valle de Guadalupe, propiedad de la Familia Miller, conoce como a raíz de la prematura muerte de su hijo quién inició el proyecto del viñedo decidieron continuar con el viñedo. En honor a su hijo las etiquetas llevan nombres de Arcángeles, mismas figuras que están esparcidas por todo el viñedo. Realiza una cata en su cava, degusta vinos realizados con uva Cabernet Sauvignon, Tempranillo y Merlot acompañados de pan rústico con aceite de olivo que ellos mismos producen. Disfruta tu copa en el contraste que produce la obscuridad que resguarda el proceso de sus vinos y las puertas abiertas desde donde se observan las vides.

Si quieres tener una vista panorámica del valle no puedes dejar de visitar el viñedo Las Nubes, propiedad de Víctor Segura y quién asegura que nombró así a su vinícola inspirado en la película de un paseo por las nubes. Sus vides son jóvenes pero la vista desde la entrada de su cava domina la mayor parte del Valle de Guadalupe.

Sigue tu camino por la ruta visitando el viñedo de Quinta Monasterio, propiedad de Reynaldo Rodríguez quien inició este proyecto hace 6 años sobre una propiedad que perteneció a su abuelo y en donde descubrirás el reto que implica sembrar vides para producir vino entendiendo lo que el proceso de elaboración de una sola botella de vino implica. Degusta sus vinos Quinta Monasterio Tempranillo y Quinta Monasterio Cabernet – Merlot y no pierdas la oportunidad de disfrutar su vino blanco Natal, un vino muy especial que el enólogo elaboró en honor al nacimiento de su hijo.

Una alto en Hacienda La Lomita será indispensable, una vinícola de vinos jóvenes para jóvenes. Recorre la hacienda en dónde han sido grabadas algunas series televisivas. Da un breve paseo por su cava que cambia de tonalidad entre azul y rojo de acuerdo al humor de su enólogo.  Degusta algunas de sus etiquetas insignias en un maridaje –si así lo prefieres- con un menú preparado por el chef Javier Plascencia, destacado representante de la gastronomía BajaMed. Imagina degustar una ensaladilla de pepino, arroz rojo con huevo de codorniz maridado con un vino blanco o un borrego lechal confitado con frituras de requesón y ejotes con un vino tinto.

Cierra con broche de oro visitando la Cava de Quesos Ramonetti, ubicada en el Valle de Ojos Negros. Degusta el tradicional tiradito de lengua, ostiones gratinados con queso y cortes Rib Eye y borrego a las brasas. El camino hacia la cava resulta interesante ya que tendrás que entrar a una casa estilo campirano con fotografías sobre la historia de la familia Ramonetti para después bajar unas escaleras de madera e ingresar a media luz a una impresionante cava en donde los quesos son añejados  hasta por cinco años.

+Información:

http://www.visitmexico.com/es/vinos-del-valle-de-guadalupe

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.