+52 01 (664) 682-8861

Al renegociar la deuda Ayuntamiento tendrá mas flexibilidad para obras sociales

Con la reestructuración de la deuda pública del municipio -aprobada este día de manera unánime por el Congreso del Estado-, el gobierno de la ciudad podrá ejecutar un programa de infraestructura urbana más amplio, al llevar a cabo proyectos de importancia toral para el desarrollo metropolitano, como la Ruta Troncal número 1.

El presidente municipal, doctor Jorge Astiazarán Orcí, indicó que con esta decisión, el Congreso del Estado ha dotado al Ayuntamiento de Tijuana de una flexibilidad mercantil que permitirá fortalecer la hacienda pública, incrementar el flujo de efectivo y mejorar la capacidad financiera, haciendo uso responsable de la recaudación y las participaciones federales.

“A nombre de los tijuanenses quiero agradecer a los integrantes del Congreso del Estado por haber aprobado de forma unánime el dictamen, convencidos de que esta negociación nos dará mejores condiciones al interior del gobierno; también quiero aplaudir el trabajo del Cabildo de la ciudad que certificó la reestructuración y a quienes participaron para crear este proyecto de beneficio para todos”, destacó el primer edil.

El alcalde Jorge Astiazarán detalló que la Ruta Troncal número 1 es un proyecto ambicioso que busca proteger la economía de los tijuanenses, incentivar la generación de empleos y atraer inversiones extranjeras, todo lo anterior con el mejoramiento integral de la infraestructura vial y la creación de un sistema articulado de transporte masivo.

Por su parte, el secretario de Administración y Finanzas, José Guadalupe Mojica Moreno, refirió que el proyecto enviado por el Ayuntamiento de Tijuana al Congreso del Estado para su análisis, discusión y aprobación, consistía en la reestructuración del saldo insoluto del crédito celebrado el 16 de junio de 2011 con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos S. N. C., por la cantidad de mil 835 millones de pesos.

También se solicitaron facultades al ejecutivo municipal para la contratación de un financiamiento por la cantidad de hasta 320 millones de pesos, sin incluir intereses a plazo de 15 años, el cual será destinado como complemento de la aportación municipal para el nuevo Sistema de Transporte Masivo (BRT Tijuana).

Una vez realizada la reestructuración, las participaciones federales que la ciudad recibe cada año serán la garantía de pago, esto con el propósito de no afectar el rendimiento de la Hacienda Municipal y de respaldar los pagos comprometidos.

Dentro de los términos con los que se deberá renegociar la deuda de la ciudad, se indicó que todas las negociaciones estarán bajo estricta vigilancia de una comisión especial, y que las nuevas condiciones crediticias de la ciudad deberán ser inscritos en el Registro de Deuda Pública Estatal, y en el Registro de Obligaciones y Empréstitos de Entidades y Municipios, a cargo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.