+52 01 (664) 682-8861

4 Grammy gana Sam Smith, sin premio se fueron Sia, e Iggy Azalea. Madonna una Diosa.

Con cuatro gramófonos obtenidos, el británico Sam Smith se coronó como el máximo ganador de la noche de la 57 entrega de los Grammy, dejando con las manos vacías a otros favoritos como Sia, quien no obtuvo premio alguno de los cuatro a los que estaba postulada.

La intérprete de “Chandelier” no fue la única en esta situación; la australiana Iggy Azalea también se quedó sentada en su butaca porque de las cuatro estatuillas por las que peleaba ninguna se llevó.

La presentación, que se realizó este domingo en el Staples Center de Los Ángeles, California, fue un show que reunió a legendarias figuras de la música con nuevos exponentes.

Así ambas generaciones se unieron tanto en el escenario como a la hora de recibir galardones, como Sam Smith, que se alzó con los premios a Nuevo Artista, Canción del Año (“Stay with me”), Álbum Vocal Pop (In the lonely hour) y Grabación del año.

Por su disco Girl, editado en 2013, Pharrell Williams recibió en pleno 2015 el reconocimiento a Mejor Álbum Contemporáneo, Video Musical (“Happy”) y Mejor Interpretación Solista Pop.

Leyendas de la música como Beck demostraron que la experiencia también es algo que la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación reconoce, y quedó constatado con los premios que recibió el artista texano: Álbum rock y Álbum del año por su disco Morning Phase.

A sus 56 años, Madonna llegó al escenario para confirmar que aún es la Reina del pop y para ello se vistió de torera, rojo con negro, con influencia española como si fuera una matadora y el escenario su ruedo, en el que se enfrentó al público con su arma “Living for love”, primer sencillo de su nuevo trabajo Rebel Heart, y terminó el show suspendida en el aire.

Más shows musicales inundaron la ceremonia; alrededor de 38 artistas interpretaron 24 números, que en su mayoría brillaron por ser duetos y tríos.

Uno de los ensambles fue el formado por Smith y Mary J. Blige, quienes interpretaron el éxito del primero: “Stay with me”, en compañía de una orquesta y una decena de coros, uniendo de nuevo a dos generaciones musicales.

Rihanna, Kanye West y Sir Paul McCartney también hicieron que su presentación no pasara desapercibida y sin tener una gran producción, consiguieron que al interpretar “FourFiveSeconds”, nuevo sencillo de la cantante, el público los ovacionara.

Kanye ya había pasado antes al escenario, con su reciente sencillo “Only One”, dedicado a su hija North West.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.