Lo que el 2017 nos dejó y el 2018 nos traerá

El 2016 lo cerré con una columna donde hablaba de siete puntos que el entonces nuevo alcalde de mi ciudad debía atender para desarrollarnos como ciudad. Lamentablemente estamos cerrando el año con una de los peores momentos de la ciudad sobresaliendo los altísimos índices de inseguridad y una holeada de privatizaciones donde los cercanos a los azules resultan beneficiados.

Por desgracia los otros niveles no cantaron mal las rancheras. Para muestra están las privatizaciones a nivel estatal (sobre todo en el tema del agua) y la continuidad de las políticas neoliberales a nivel nacional junto a la postulación de un candidato tricolor que hace obvia su intención de continuar por ese camino.

Pero hay que darnos cuenta de dos cosas: Los mejores mexicanos aún no están en el gobierno, y asimismo debemos tener claro como la unidad entre mexicanos logra vencer cualquier adversidad.

Y es que entre tanta desilusión en 2017 hubo muestras de esperanza. Como el gran logro de la UABC al colocarse entre las mejores instituciones de educación superior del país y mejorando su posición entre las internacionales o las acciones que han venido de la sociedad civil para contrarrestar al mal gobierno como es el caso de Carlos Atilano al frente del Consejo de Organizaciones Ciudadanas Independientes Tijuana (COCI). Sobre todo como el país se unió ante el reciente sismo para apoyar a nuestros paisanos, unidos sin soltarnos reconstruyendo. Así, justo así es como debemos estar en (y desde) este 2018.

Vienen elecciones federales con las que de aquí saldrán nuevos diputados que nos representen en la cámara baja y 3 nuevos senadores en la alta. Gran oportunidad para dejar de votar por las opciones políticas que tanto le han hecho a Baja California para darle oportunidad a nuevas caras, bajacalifornianos que si estén comprometidos con su labor legislativo.

Y por supuesto, el 2018 viene con la tan esperada elección presidencial. En ella, como en el 2012, el régimen se valdrá de artimañas como al compra del voto y alteración de urnas para favorecerse en los resultados. E incluso es muy probable que sea peor que en las elecciones presidenciales pasadas ya que ahora el aparato gubernamental está en sus manos.  ¿Nos volveremos a dejar?

Este próximo año debemos mantener ese espíritu de unidad del sismo para exigir mediante acciones como el voto se nos devuelva todo lo que nos han quitado desde el gobierno. Ya les soportamos mucho.

Esta es la columna con la que cierro el año, por ello aprovecho para agradecerte por leerme un año más. Aunque tal vez no nos conozcamos en persona cada edición nos reunimos para compartir puntos de vista de lo que está sucediendo en nuestro querido estado y país. Deseo el 2018 venga lleno de grandes éxitos compartidos con quienes amas.

Una uva será por todos, por un mejor México.

 

 

13235431_1214660531878080_42232859678752389_o

Gerardo Salas

/Revolucionando

Artículos

Contacto:

ge_salo@hotmail.com

Twitter: @gsalas_
http://www.facebook.com/GerardoSalasL

Comments

comments

mar
Top