El otro nuevo aeropuerto

Imaginemos lo siguiente: Tu familia ha crecido a tal grado que la casa donde habitan no es suficiente para dar espacio digno a todos los miembros. Por las condiciones y teniendo en cuenta que seguirán aumentando los integrantes es necesario actuar a la brevedad. Un amigo cercano te ofrece un terreno en una zona prometedora donde te construirá una residencia con habitaciones amplias y suficientes para tu familia. Incluirá un amplio jardín con alberca, pisos de mármol y hasta las iniciales de sus apellidos en la fachada. Hasta este punto suena una gran solución, solo hasta que la analizamos y sobre todo conocemos el contexto de tal familia. En primer lugar la familia deberá endeudarse para poder tener tal propiedad, segundo el problema real es la falta de espacios no de decorado, tercero no se tiene por sentado que la familia puede solventar la propiedad sin descuidar cuestiones primordiales como los estudios de los hijos y lo más importante solo se ha considerado una opción para solucionar su problema.

Echando a volar la imaginación solo un poco, ¿No resultaría más barato simplemente ampliar su actual casa?

Inicio de esta forma ya que esa es la disyuntiva en que se encuentra la ciudad y estado de México con su aeropuerto internacional. Cualquier pasajero puede notar como la capacidad operativa es insuficiente para una demanda cada vez mayor, lo que pone en riesgo no solo la calidad de servicio sino la disponibilidad de vuelos del principal aeropuerto de nuestro país.

Ante ello el gobierno atreves de un concurso recibió distintas propuestas para resolver la problemática resultando seleccionado un proyecto igual de suntuoso que la residencia que podía tener la familia que imaginamos. El denominado Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) será construido en Texcoco, Estado de México, en un área donde se pretende urbanizar a razón de este proyecto.

Ante esto surge una propuesta alterna presentada en el libro Sistema Aeroportuario del Valle de México donde gracias a un estudio señalan como el proyecto ganador alterará el cauce de los 11 ríos afluentes del Lago de Texcoco, eliminaría un parque, altera el modo de vivir de la fauna de la zona, tendría altos costos de mantenimiento y desperdiciaría el tiempo de vida útil del actual aeropuerto ya que plantea demolerlo.

La propuesta alterna es, en esencia, la ampliación del actual aeropuerto. Que si bien no tendría un diseño pomposo la problemática seria solucionada y en menor tiempo.

Y lo que es más, tomar esta alternativa representaría un ahorro de alrededor de 100 mil millones de pesos lo que representa el presupuesto de Tijuana de 15 años o cantidad suficiente para que la UABC funcione por 25 años sin necesidad de que los alumnos paguen un solo peso por sus estudios.

¿Se podría cambiar de proyecto? Si bien el NAICM ya está en proceso de construcciones 2017 y 2018 son tiempos electorales clave para ese fin, dependerá de la visión de quienes resulten electos para continuar o modificar el actual proyecto. Aunque independientemente de ello la presión ciudadana mediante respaldo a mejores alternativas como la presentada en el libro podría tener mayor peso.

Sistema Aeroportuario del Valle de México de José María Riobóo y Sergio Samaniego además de ser un estudio que todos deberíamos leer da pie a reflexionar como en nuestro país no todos los proyectos seleccionados son necesariamente la mejor opción.


 

13235431_1214660531878080_42232859678752389_o

Gerardo Salas

/Revolucionando

Artículos

Contacto:

ge_salo@hotmail.com

Twitter: @gsalas_
http://www.facebook.com/GerardoSalasL

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

mar
Top