+52 01 (664) 682-8861

El Gobierno de Bonilla no será un paseo de campo

Ha dado inicio la gestión del nuevo periodo de gobierno del estado de Baja California, emanado de un movimiento político que primero arribó al poder presidencial en el país bajo las siglas del partido MORENA y posteriormente se convirtió en una nueva mayoría representada en el Congreso, los Ayuntamientos y el Poder Ejecutivo de la entidad.

En medio de una polémica intensa sobre lo que será la duración de este ciclo estatal encabezado por Jaime Bonilla Valdez, se dan las primeras acciones de una administración pública que tiene el reto de implementar en la entidad los principios y postulados del proyecto de nación que jefatura el presidente López Obrador y que inevitablemente tienen que ver con el reclamo de seguridad pública, la justicia salarial en el sector educativo, el combate a la corrupción, las pensiones de los jubilados, la controversia por el agua, los adeudos gubernamentales, el fenómeno migratorio, la crisis en el campo y en el sector pesquero, y en general el cumplimiento de los compromisos de campaña que se hicieron con los diversos sectores de la población.

No será pues un paseo de campo el camino a recorrer por el nuevo gobierno, que de entrada tiene muchos frentes abiertos, cada uno con adversarios dispuestos a capitalizar cada error o descuido que se vayan cometiendo, para dinamitar los puentes y accesos que se requieren para transitar por la ruta de la gobernabilidad y el desarrollo de la entidad.

En este marco no se descarta un el resurgimiento de las grandes movilizaciones de inconformidad social, si se generara la percepción de que no hay un verdadero cambio de fondo en la gestión gubernamental y de que en la lógica dominante siguen prevaleciendo la búsqueda de intereses particulares, mientras se soslayan las soluciones a los sectores sociales.

El reto mayor, de tipo fundacional, es trazar con hechos una línea divisoria entre el poder político y el poder económico, que le dé sentido real al discurso de la Cuarta Transformación en la entidad, lo cual se dice fácil pero no lo es y mucho menos en esta región del país en donde lo más común ha sido el histórico control que han ejercido diversos grupos económicos sobre las dependencias gubernamentales, colocándolas a su servicio.

De ahí que el frágil respaldo social con que llegan al poder los representantes de la  4T, obligue a sus estrategas a trabajar en la construcción y fortalecimiento de alianzas con sectores estratégicos de la sociedad, tal y como lo es el universo que compone el sector educativo de todos los niveles y tipos que existen en la entidad, cada segmento con problemas y necesidades muy específicas y sentidas, que sin falta deben de ser abordadas y atendidas de manera satisfactoria.

Como hemos comentado, existen muchos conflictos en el territorio, pero ninguno con el alcance y la implantación social que tienen los problemas del sector educativo y si al paso de unos meses no se mira un cambio significativo en su relación con el Gobierno del Estado, el efecto será muy notorio en el humor de la población y en particular de los directamente afectados, de eso no hay duda.

Todo está por verse aún.  Esto apenas inicia y a pesar de que las cosas están muy cuesta arriba para el nuevo gobierno, cuenta sin duda con un pequeño margen de maniobra que viene a ser un recurso no renovable, para tejer y tejer fino.  Que así sea.

Leer más

Baja California; crisis y oportunidad

El pasado primero de octubre, los cinco municipios de Baja California mutaron de color oficial, de caras y nombres de sus funcionarios de elección y de designación. Como sabemos, lo mismo habrá de suceder este primero de noviembre, fecha en que estarán asumiendo las tareas del gobierno estatal una nueva oleada de personajes ligados todos al nuevo gobernador de la entidad, ingeniero Jaime Bonilla Valdez. Así se cierra un ciclo político y se abre uno nuevo en toda la entidad.

Llegan así en muchos casos nuevas caras al poder público, pero ello no implica que la grave problemática que hoy tenemos se resuelva por arte de magia; problemas que los gobiernos salientes no lograron resolver y que en gran parte fue por eso mismo que terminaron por alejarlos de los electores. Y es que en los hechos gran parte de esta problemática tiene como detonante la escasez de recursos presupuestales, en una entidad que se volvió dependiente de los apoyos extraordinarios que recibía de la federación para mantener un cierto margen de gobernabilidad.

Esta estrechez financiera puso en jaque a los gobernantes del PAN, y por más que buscaron responsabilizar al gobierno federal por esa crisis presupuestal fue evidente que no tuvieron el mayor efecto en el ánimo de los electores. Ahora, los nuevos gobernantes, están en los zapatos de los que se fueron o están por irse y apenas inician ya están solicitando nuevos préstamos, como es el caso del Ayuntamiento de Tijuana, que alzó la mano para pedir 200 millones de pesos para hacerle frente a esta cruda realidad.

No es nada nuevo que los políticos ofrezcan soluciones para todo durante el periodo de campaña, siendo la política el arte de lo deseable, mientras que el gobernar es en cambio el arte de lo posible, de lo que realmente se puede hacer con la disponibilidad de recursos existentes. Y por más voluntarismo gubernamental que pueda existir, la capacidad de gobernar depende en gran medida del recurso presupuestal, lo cual nos dice que esta crisis que tiene la entidad y que afecta a todos los sectores de la población puede volver a golpear a los nuevos gobernantes que generaron muchas expectativas y que aún no se sabe si el gobierno federal esté dispuesto a regresar al modelo de los apoyos extraordinarios cada vez que se requieran, posibilidad que se antoja muy remota.   

Las prioridades del gobierno federal ya están muy definidas, y en ese sentido se están asignando los recursos disponibles, y muy difícilmente se estarán subordinando a las prioridades locales.

En este sentido el mayor reto de los nuevos gobernantes es sin duda generar un proceso de construcción de confianza desde la base de la sociedad, y ello implica contar con toda clase de aliados que verdaderamente le sumen, que sean portadores de soluciones más que de peticiones.

De ahí la importancia del sector educativo, principalmente de nivel medio superior y superior que tiene la capacidad de conectarse con los diversos sectores de la población y tal y como ya lo están planteando los directivos de planteles federales, que efectivamente pueden involucrarse en programas para promover una nueva cultura contributiva para fortalecer las finanzas públicas y con ello el propio gasto social. Saben bien que de ello depende la vitalidad del presupuesto educativo.

Se trata de una visión distinta que nos llama la atención.  No es común que esto suceda, pero es así como se puede hacer realidad la especie de que toda crisis entraña una oportunidad, y que viene a ser la oportunidad de lograr que los contribuyentes cumplan con sus obligaciones para exigir una mejor rendición de cuentas.

Leer más

Un gobierno compacto

A juzgar por la forma en que se viene manejando la nueva Legislatura del Congreso del Estado, bajo el control hegemónico de Morena y sus aliados, se puede advertir que el nuevo grupo que habrá de asumir los espacios del gobierno estatal habrá de ser lo más compacto posible, sin el menor interés en compartir decisiones con otras fuerzas y grupos ajenos al bloque ganador en el pasa-do proceso electoral.

Y es que entre tanto no se defina la posible ampliación del mandato, y el solo hecho de que pueda tratarse de una gestión únicamente de 2 años de duración, está provocando presiones de fuerzas encontradas en donde unos buscarán el desgaste acelerado del nuevo gobierno, y en contrapartida los nuevos gobernantes buscarán hacer a un lado todo aquello que pueda obstaculizar su desempeño, para lo cual buscan tener bajo su control todos los hilos del poder estatal y municipal.

Esta es la dinámica que se viene dando en el seno del Congreso al definir las nuevas reglas de su integración y funcionamiento, en donde el afán de tener el control absoluto ha sido más que evidente. Así fue incluso desde el momento en que los nuevos diputados estaban en riesgo de no poder tomar la protesta de ley y dar por instalada la XXIII legislatura, en donde llegado el momento se tomó la decisión de recurrir al uso de la fuerza pública para despejar el acceso al recinto oficial, hecho que afortunadamente no dio lugar a un enfrentamiento, pero si dejó el mensaje de que las reglas del juego habían cambiado y que el trato sería muy diferente a como se había venido dando con el gobierno panista.

Una vez instalada la nueva mayoría que conduce el Congreso, el tema predominante ha sido el de la reforma constitucional aprobada por la legislatura anterior para ampliar el mandato del gobernador electo Jaime Bonilla Valdez, sin dejar lugar a que se perfile un programa de trabajo legislativo coherente con los postulados de la llamada Cuarta Transformación, que a nivel nacional promueve el presidente Andrés Manuel López Obrador, lo cual no quiere decir que se carezca de ello, pero tampoco hay señales de que sí se cuente con algo parecido.

En este marco, podemos decir que el clima de tensión política que prevalece en la entidad por el tema de la ampliación, será una de las características principales que habrán de prevalecer a lo largo de este capítulo de nuestra historia local. Más allá incluso de que el paquete de la re-forma constitucional llegue a la Suprema Corte de Justicia para que de ser el caso emita una sentencia, el efecto de lo que hoy sucede habrá de ser determinante para conformar un gobierno lo más compacto posible, resuelto a transitar por un camino accidentado, haciendo uso de todos los re-cursos a su alcance para mantener las condiciones de gobernabilidad y no sucumbir ante los embates opositores.

*El autor de este artículo es director en Mexicali del Gran Diario Regional EL MEXICANO

Leer más

AMLO, a 6 meses de gobierno

Este primero de julio se cumplen los primeros seis meses de que las urnas electorales de nuestro país le dieran una aplastante victoria al candidato presidencial de la Coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, y desde luego que ello dará lugar a un amplio debate nacional sobre el rumbo que ha tomado el país, tanto hacia el interior como en su entorno internacional.

Se trata de seis meses que parecen el doble por la dinámica tan intensa que el nuevo jefe del ejecutivo federal le ha impuesto a su agenda diaria, lo que algunos critican como si aún anduviera en campaña, dicen.  Las conferencias mañaneras que a diario dan la nota y marcan la agenda, son una muestra de ello y de hecho se han convertido en una nueva relación con lo que muchos llaman el “cuarto poder”, desmontando la vieja estructura cerrada y vertical en el manejo de la información a que estábamos acostumbrados.

En este lapso y gracias a la mayoría legislativa que acompaña en esta etapa al titular del ejecutivo federal, ha sido posible construir acuerdos para cumplir compromisos de campaña como es el caso de la reforma educativa, que implicó cambios constitucionales para flexibilizar la relación con el magisterio insurgente que sigue presionando, pero ya con menor intensidad.

También podemos destacar la importancia de las disposiciones legales creadas para darle vida a la Guardia Nacional, donde igualmente se busca cumplir con el legítimo reclamo de las corporaciones militares de darles certidumbre jurídica en el desempeño de sus labores auxiliares. Por supuesto que el reto mayor que tiene esta nueva unidad de fuerza es abatir de manera significativa los altos índices delictivos que hay en el país, mismos que se han incrementado en lo que va de la presente administración.

Es aquí en donde se ubica la principal asignatura pendiente y que es motivo de fuertes críticas a la gestión presidencial, destacando aquellas regiones en donde tienen presencia bandas delictivas ligadas al narcotráfico y otro tipo de actividades ilícitas como es el huachicoleo, cuyo combate que fue de las primeras acciones de alto impacto que emprendió el nuevo gobierno federal.

Del combate al robo de combustibles, en este primer semestre el presidente AMLO tomó la decisión de salir al rescate de la industria petrolera nacional, anunciando medidas para reorientar el gasto o la inversión pública a proyectos estratégicos como la construcción de nuevas refinerías, que por otro lado ha obligado a reducir el presupuesto asignado a otros sectores de la administración pública, lo que ha generado reacciones de inconformidad entre aquellos que se han visto afectados con la llamada austeridad republicana. Pero las reacciones más preocupantes ante estas decisiones de corte nacionalista han sido de las calificadoras internacionales que han estado muy incisivas en sus medidas, mandando señales a la comunidad de inversionistas extranjeros contra las cuales el propio presidente ha tenido que estar buscando la manera de contrarrestar y que no obstante no haber provocado un mayor daño sí se han registrado una serie de ajustes a la baja en las proyecciones de crecimiento de la economía nacional.

Pero el desafío de mayor calado que en estos días ha enfrentado el presidente López Obrador ha sido sin duda la amenaza del presidente Trump de imponer un escalada de aranceles a las exportaciones mexicanas al país vecino, vinculando la problemática de la migración indocumentada al tema del comercio, cosa que dio lugar a una respuesta diplomática que además de impedir que dichas medidas entren en vigor ha permitido retomar el liderazgo que en otros tiempos ha tenido el país en el campo internacional.

En suma, podemos decir que en estos primeros seis meses el saldo es más a favor que en contra del nuevo gobierno de la república, considerando la situación tan difícil en que AMLO asume las riendas del país y lo complicado que es introducir cambios de fondo en el modelo de desarrollo que busca abatir la corrupción, cerrar las brechas históricas de la desigualdad social y reconstruir los pilares de la soberanía nacional. Para ello el presidente aún cuenta con un amplio margen de aprobación, como parte del bono democrático, que le deberá de servir para las medidas que habrá de continuar tomando para lograr más resultados tangibles antes de que llegue la gran prueba del 2021.

Leer más Sin comentarios

El jalón debe ser parejo

Se fue el ruido de las campañas políticas y vino la quietud, luego de tanto grito y descalificaciones en aras de ganar votos, de sumar voluntades.

A estas alturas ya hay ganadores y vencidos, gobernador electo, alcaldes en la misma situación y diputados en camino al cargo.

El fuego graneado ya cesó y pasó el nada grato momento de oír lamentos, y poco faltó para escuchar hasta mentadas.

La gente se cansa de ese tipo de situaciones cada vez que hay elección, porque la verdad no ayuda en nada a una buena costumbre política, que sea de respeto, con argumentos creíbles, con sinceridad. Eso es lo deseable y de esperarse para dentro de dos años, en que habrá que ir a las urnas de nuevo, para elegir las mismas posiciones, gobernador, alcaldes y diputados, aparte de lo federal, porque esta vez se empalmarán las votaciones.

Habrá otras caras en ambos procesos en los partidos que hayan mantenido el registro en el ámbito estatal. A lo mejor hay uno o dos menos en la boleta. Todo depende de lo sucedido el pasado 2 de junio, de lo que la gente haya expresado, pues este artículo lo escribimos antes de la elección.

La rebatinga política en el plano electoral ya quedó atrás, pero ahora viene el acomodamiento de la gente en los institutos políticos ganadores, porque, como siempre, habrá jaloneos y patadas por agarrar un puesto en la administración estatal o municipal. Y habrá quien o quienes se sientan olvidados y sacrificados, porque no les dieron algo, pero es parte de lo que siempre sucede. Cualquiera que haya sido el resultado en los comicios, lo importante es que Baja California gane en los dos siguientes calendarios, que haya impulso en la entidad, mejoría notable, nuevos vientos, para que nos vaya bien a todos.

Esa será la tarea de los nuevos gobiernos, que, si hay diferencia de colores entre el mandatario estatal y los municipales, en el número que sea, que no afecte la buena marcha del Estado ni que un municipio sea menos porque votó por otra opción a la ganadora.

El jalón debe ser parejo y dejar de lado las diferencias partidistas. La campaña ya se fue, ahora les toca a los triunfadores responder a los votantes con el mismo vigor con el que pidieron el apoyo.

Con la llegada de un nuevo gobierno siempre hay la esperanza de buenas cosas, de cambios que le den un mejor servicio a la ciudadanía, que es la patrona, la que paga, pero a la que tantas veces hemos visto pagar los platos rotos, ser olvido.

Ojalá y se hayan elegido elementos con deseos de servir, con sensibilidad y no gente arrogante que, ya en el cargo se ve soberbia y se siente de “piel especial”.

Mucho se habló y se ofreció, así que cabe esperar que la respuesta sea en esa medida, porque no deben olvidar, los partidos, que en 24 meses habrá otro llamado a votar y que al que falló le puede ir muy mal por incumplido.

La gente ya hizo su parte y espera, por lo tanto, ver resultados, si sirvió su voto o si su candidato está a la altura.

Dos años es poco, pero es oportunidad de probar capacidad y para los más de ver más adelante. Los alcaldes a buscar una labor que en su momento los ponga entre los posibles elegibles para la gubernatura, y los diputados pueden ser activos, ganar créditos y aspirar a una alcaldía.

No hay tiempo qué perder ni deben tomarse las cosas con calma, porque cuando menos esperen, viene el llamado a las nuevas elecciones.

El corto plazo es lo interesante que deja la pasada jornada cívica electoral, porque el margen de operar es angosto y ante ello, debe aparecer la creatividad, el ingenio y sobre todo, los deseos de hacer bien el trabajo. El o los que lo logren, podrán primero ver de frente a los electores y después dejar volar la mente y soñar en otra responsabilidad.

FRASE DESTACADA: Lo importante es que en Baja California haya impulso, independientemente de los partidos.

Leer más Sin comentarios

Morena, ¿el nuevo partido invencible?

Como hace 30 años, hay un favorito claro para ganar la gubernatura de Baja California, a diferencia de lo que no ocurrió desde 1995 hasta 2013, cuando la moneda se vio en el aire.

En 1989 se supuso, y con razón, que MARGARITA ORTEGA VILLA iba a vencer, en base a la tradición y a la calidad de “invencible” del PRI, pero vino un ensayo federal para echarle la mano al amigo y de paso ganar credibilidad, lo que hizo, ciertamente, historia en la vida política del país. Ganó el entonces presidente en cuanto a imagen y venció su verdadero candidato, ERNESTO RUFFO, porque MARGARITA se vio sola, sin la fuerza de su partido.

Antes de eso, desde que se nombraba al candidato priista, ya se sabía quién iba a ganar.

En la llegada del PAN al poder estatal, excepto con RUFFO, las aguas se vieron agitadas.

Después, en las siguientes elecciones, si se quiere con ligero margen en favor del PAN, había expectación y roces entre priistas y panistas, en los partidarios de los dos partidos más fuertes -hasta entonces-, en Baja California.

Ahora, 30 años más tarde, MORENA con JAIME BONILLA al frente se ve como aplanadora y todo apunta a que va a ser el vencedor y que la suerte del PAN está echada. Hacia ese rumbo apunta la flecha, no de ahora, sino desde el verano pasado, por lo que va por delante y, la verdad, no se ve quién pueda inquietarlo.

Eso le quita atractivo a la contienda electoral, en el sentido de que prácticamente hay un solo gallo en el ruedo del palenque, por muy respetables que sean los otros aspirantes a la gubernatura.

La película que se rueda se ve ya con final y con quién será el personaje que va a ganar el reconocimiento.

MORENA llegó echando lumbre y se adueñó del panorama y se convirtió en azote de los demás partidos en la entidad. La paliza que les dio en la elección federal pasada fue un aviso. El 1 de junio, la masacre puede ser de mayor rango. No se mira, realmente, por dónde pudiera cambiar la situación, para desgracia de los que no son de color guinda, así se vean dispuestos a dar la pelea.

La gente aunque se ve con recelo –los políticos se han encargado de provocar dudas y poca confianza-, siente simpatía por MORENA, por el líder de ese instituto, y en ese plan va a actuar.

Y eso lo dice todo y explica claramente lo que se ve venir. En medio de la cancha el balón se ve guinda, al árbitro del mismo color y el público porta camiseta de idéntico tono, por lo que el panorama es de un lado completamente. La época del PAN se ve camino al final, luego de tres décadas, y hasta con peligro de sufrir una “limpia”, sin ningún cargo de elección en las manos, como no ocurre desde 1986, cuando el PRI ganaba de todas todas.

Ese es el gran riesgo de los azules, quedarse con las manos vacías de un golpe, incluso con apenas diputados plurinominales, porque por medio de votos, tendrá que ser muy grande el “rezo” para que lo logren.

De esa forma se dan las cosas, de ese color pinta el verde. El sol es pequeño a la distancia pero ni así se puede tapar con un dedo.

En Mexicali, con GUSTAVO SÁNCHEZ, el PAN podría hacer ruido para ganar la presidencia municipal, pero a la hora buena, puede pesar LÓPEZ OBRADOR.

No hay candidatos malos ni aborrecidos, y todos tienen el mismo derecho a pretender el puesto que desean, mediante las urnas, pero parece que llegaron en mala hora.

El tiempo actual lo marca un señor que no vive en los Pi-nos, pero que es esperanza y puede ser, otra vez, el fiel, salvajemente de la balanza.

Si JAIME BONILLA pierde, sería una catástrofe para sus colores, una epopeya del que le gane, algo, al momento, impensable. El que está convencido de la situación, lo dice y repite: va a ganar BONILLA. El que piensa diferente es panista o priista, porque es fiel, pero en el fondo sabe que es misión prácticamente imposible.

Cada vez falta menos para saber el final de la presente lucha electoral, luego de que los días vuelan, como si también estuvieran de parte de BONILLA y tarde de se les hace para verlo vencer. Una canción muy sentida de JOSE ALFREDO JIMÉNEZ dice en una de sus líneas: “Mar, llegaste hasta la orilla que Dios te señaló”.

Y al fin tan llenos de fe, bien podrían preguntar los dirigentes azules: “PAN, ¿llegaste hasta la orilla que DIOS te señaló?

FRASE DESTACADA: MORENA llegó echando lumbre y se adueñó del panorama y se convirtió en azote de los demás partidos en la entidad

PIE DE FOTO: Si JAIME BONILLA pierde, sería una catástrofe para sus colores, una epopeya del que le gane.

Leer más Sin comentarios

El PRI, la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser

 2016 año de sorpresas políticas

INCLUIDA LA ACALAMBRADA por la victoria de Trump, este 2016 fue un año de muchas sorpresas políticas, empezando por la nueva descalabrada al PRI en Baja California, la inesperada victoria del copetón Trump en el vecino país y el golpe de timón contra la corrupción realizado por PEÑA NIETO, que ya tiene en la cárcel al ex Gobernador de Sonora, GUILLERMO PADRES y anda sobre los huesos de su compañero de partido, el insaciable gobernador con licencia de Veracruz, JAVIER DUARTE.
El tema de TRUMP parece no hartar a nadie. Todos dicen lo mismo en las reuniones sociales. Que “qué feo que haya ganado un milloneta racista”, “que nos va ir muy mal a los totonacas”, que “qué vamos hacer”, ¡Dios Mío!, cuando el hombre del cabello amarillo se siente en la silla principal de la Casa Blanca. No hay que hacernos patos. El verdadero terror es que nos mandende regreso a millones de compatriotas que andan despapelados en la tierra del Tío Sam, pero peor no puede ser, pues ha sido OBAMA el Presidente de los Estados Unidos que más “espaldas mojadas” ha expulsado del país “de la abundancia”.
Y qué decir del trato que nos dan los “migras” en las garitas cuando cruzamos la frontera para comer hamburguesas, tentar a la suerte en los casinos o comprar saldos en La Ross y La Dillars. ¡Cuidado con los movimientos en falso o las actitudes nerviosas!, porque nos miran con aires de perdonavidas, nos mandan a segunda revisión y amenazan con cancelar nuestra visa.
Con Trump o sin Trump , con el Partido Demócrata o el Partido Republicano en el poder, el trato a la raza azteca en Estados Unidos estará basado en la discriminación por los siglos de los siglos.
Y del PRI bacaliforniano no hay que ser sabios en la ciencia política para saber que es un partido herido de muerte, sin ilusiones, con militantes que, como en el tango, ruedan cuesta abajo arrastrando la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser. Además, así como algunos de sus discípulos negaron y traicionaron a Cristo, así le está ocurriendo ahora al ex senador FERNANDO CASTRO TRENTI. Aquellos a los que arropó y llevó a la cúspide, en la actualidad no solamente lo niegan, sino que lo atacan con intenciones de “acabarlo”. Pero no se sabe porqué o qué le pelean ahora a FCT, pues en el PRI no hay ya ni siquiera migajas que recoger.
Inclusive, los únicos alcaldes de extracción priísta que tomaron posesión el primero de diciembre, es decir, MARCO A. NOVELO, en Ensenada y NEREIDA FUENTES en Tecate, sufrieron los estragos del efecto “cucaracha”, pues los priístas radicados en Tijuana, Playas de Rosarito y Mexicali, donde gobernará el PAN, los traen a sol y a sombra para que los acomoden en la nómina.
En cuanto al entambado PADRÉSy al prófugo DUARTE, más tarde que temprano recuperarán la tranquilidad para disfrutar a sus anchas y sin presiones las inmensas fortunas que se robaron. ¿Se acuerdan del gran villano y ladrón RAÚL SALINAS GORTARI? Sí, duró algunos años en la cárcel, pero lo exoneraron y ahora disfruta su riqueza mal habida sin preocupaciones.
Y al Presidente PEÑA NIETO, ¿ quién lo toca? ¿Qué pasó con el asunto de la Casa Blanca, etcétera, etcétera?
Sobre el relevo presidencial en USA no hay que temer a TRUMP, sino a que el día menos pensado, China, Corea del Norte, Rusia, o alguna de las otras potencias bélicas, arroje bombas o lance misiles a San Diego y las ondas nucleares y las balas nos salpiquen a los seres humanos de Mexicali, Tijuana, Tecate, Ensenada, Rosarito y Los Algodones.

 

 


 

 

04 Víctor Islas Parra. Estampida de los Búfalos.

Víctor Islas Parra

/Estampida de los Búfalos

Artículos

 

 

 

diciembre-2016

Leer más Sin comentarios

Rumbo a la era Obama-Clinton

Trump pasó de ser la estrella a convertirse en un candidato zombie víctima de sus excesos

DONALD TRUMP EN POCOS DÍAS PASÓ de ser la estrella en ascenso en el escenario electoral de Estados Unidos a un candidato zombie víctima de sus propios excesos que todos los días se le revelan y lo dejan sin apoyos.
Si bien es cierto la candidata demócrata Hillary Clinton no es una blanca paloma, la opinión pública y los líderes de opinión de la sociedad norteamericana le están dando un trato benévolo ante los desplantes del magnate de los bienes raíces, que logró irrumpir con sus aspiraciones en el seno del Partido Republicano dejando en la lona a muchas de sus estrellas de
larga carrera.
Antes del primer debate todo parecía que Trump inevitablemente sería el candidato ganador y las encuestas así lo decían, pero las cosas empezaron a cambiar a partir de que su imagen de hombre exitoso no fue suficiente para encarar a una figura política que ha dedicado toda su vida a la función pública y que por lo tanto conoce mucho mejor la problemática nacional e internacional a la cual deberán de atender desde la Casa Blanca, tal y como quedó de manifiesto.
Pero eso no fue lo peor, es verdad que el primer debate lo dejó mareado, pero lo que vino a ponerlo sobre las cuerdas fue la mortal revelación de sus excesos y debilidades carnales que publicó con imagen y sonido el Washington Post, periódico conservador de larga tradición que inició la revuelta nacional y que ha desatado una serie de acusaciones en cadena en
contra de Trump.

 

Por el momento, así es como Hillary Clinton se perfila a ser la primera mujer presidente de los Estados Unidos y con ello, la figura pública de Barack Obama se habrá de proyectar como el estadista de las nuevas generaciones en la era global, con una agenda estrechamente ligada a temas como el fenómeno migratorio que es hoy un problema de gran magnitud y que pone de manifiesto los grandes desequilibrios económicos y sociales existentes, que se verán agravados por el impacto del cambio climático y que ya está presente en nuestras ciudades fronterizas, hasta donde están arribando miles de migrantes de otros países y continentes.

 


 

04 Víctor Islas Parra. Estampida de los Búfalos.

Víctor Islas Parra

/Estampida de los Búfalos

Artículos

Leer más Sin comentarios

PRI, el partido de los desilusionados

Esto como resultado de un crónico abandono del quehacer político con sus militantes

EN LAS PRÓXIMAS semanas, el nuevo presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, estaría pisando las tierras de Baja California, como parte de su gira nacional con los liderazgos y las bases tricolores de los estados, buscando conformar la ruta que les permita tener un mayor acercamiento con la sociedad y ofrecer mejores respuestas a las problemáticas de los ciudadanos, aunque es un hecho que encontrará un partido sin brújula, huérfano, con militantes desilusionados, enfadados, rumiando las derrotas al hilo.

Según un comunicado de prensa, “Ochoa Reza emprenderá un diálogo nacional con todos los priístas del país, mediante el cual se identifiquen las mejores prácticas de organización, para consolidar las estructuras del PRI que lleven a tener un instituto político más sólido”.

Como ya lo hemos comentado, vemos muy difícil la situación en que se encuentra el PRI en la entidad, y no creemos que sea el efecto de las recientes elecciones sino que viene a ser resultado de un crónico abandono del quehacer político con sus militantes y no se diga con los diversos sectores de la sociedad, dando lugar a que ésta perciba a sus representantes simplemente como unos vividores del presupuesto público y peor aúna aquellos que ya pasaron ser parte de la lista de nuevos millonarios en la  entidad.

Sabemos que este desgaste y desprecio social no solo se dirige a la marca del PRI, sino que comprende a todos los partidos, pero es claro que el descuido y la falta de talento de los directivos en turno del ex invencible partido los coloca en una tendencia cada vez más marcada de pérdida de seguidores y votantes en las urnas del estado. Por eso es que para muchos la pregunta es si el PRI en Baja California podrá encontrar una ruta que le permita vislumbrar la posibilidad de renovarse y decirle algo nuevo a una sociedad que hoy se ha vuelto más autónoma e indiferente.

Hasta el momento no se mira que este vacío de ideas políticas el PRI esté en vías de superarse, pero sí podemos observar que diversos grupos hacen tímidos intentos por encontrar interlocutores internos con miras de generar debates que trasciendan los es-quemas acartonados y la simulación con que este problema ha sido abordado ya en varias ocasiones antes, y que como sabemos, solo ha servido para que todo quede igual o peor.

 Esta es la realidad con que Ochoa Reza se habrá de encontrar en Baja California y por ello es que también será un referente para su propia credibilidad e imagen la interpretación y el enfoque con que aborde la crisis de su partido en la entidad, que bien podría ser una proyección de su propio futuro si no lo toma como ejemplo para darse  cuenta a tiempo de las con-secuencias que se generan por un prolongado abandono ideológico partidista. Pronto lo veremos. 

Nota al margen. Habrá que hacer mención de la creciente presencia en la entidad, de grupos de activistas que se viene posicionando en diversos temas, que tienen como denominador común sus nexos con corrientes extremistas que hoy han colocado patas arriba a varios estados del sureste del país.

El caso es que estos grupos en mediano plazo se estarían convirtiendo en nuevos mecanismos de presión locales, que con diversas banderas estarían ocupan-do oficinas públicas, bloqueando vías de comunicación y confrontado a todos aquellos que no coincidan con sus ideas y percepciones, tal y como ya sucede en varias entidades del país, y que son ya parte de la nueva realidad nacional


04 Víctor Islas Parra. Estampida de los Búfalos.

Víctor Islas Parra

/Estampida de los Búfalos

Artículos

 

Leer más Sin comentarios

PRI: Los tiempos más difíciles que vienen

ESTAMPIDA DE LOS BÚFALOS: Por Víctor Islas Parra 

Se deberán tomar decisiones históricas para sacar adelante este proyecto en las urnas del 2018
LA VICTORIA TIENE MUCHOSPADRES, la derrota es huérfana, decía el filósofo griego Aristóteles, y así se ha comprobado una vez más con los resultados desastrosos que el PRI nacional obtuvo en las elecciones estatales del pasado 5 de junio, donde nadie ha querido asumir los costos de la espantosa debacle e incluso el ex dirigente nacional de ese partido, Manlio Fabio Beltrones, mejor prefirió tirar la toalla y dejar entrever que la culpa la tuvo el propio Enrique Peña Nieto y su equipo de colaboradores en el gabinete.
Se sabe que Manlio Fabio y Peña Nieto sostuvieron una reunión para definir el control de daños pero evidentemente no hubo acuerdos que evitaran la declinación del político sonorense, como una medida proteccionista de este último que le brindara la posibilidad de maniobrar con mayor libertad, ante la imposibilidad de querer pasar la factura al propio titular del poder ejecutivo federal, históricamente convertido en el primer priísta de la nación.
Beltrones se fue del partido que le había dado todo, dejando la puerta abierta para que Peña diera un golpe de timón asumiendo el control total de la cúpula partidista, sabiendo que la etapa más difícil de su gestión está aún por venir y que tiene como prioridad el reto de garantizar una transición pacífica y ordenada en la entrega de su gobierno a quien resulte vencedor en la contienda del 2018.
Por supuesto que la entronización del exdirector de la CFE, Enrique Ochoa Reza, en la cúpula del PRI, viene a ser para Peña Nieto la mejor garantía de que en el peor de los escenarios habrá de contar con el apoyo incondicional de su partido, lo mismo deberá tener claro que para lograr que dicho respaldo estratégico cuente con base social y militancia activa no basta colocar a una cara nueva, sino que deberá de retomar las ideas del cambio y la democratización, que como sabemos fueron dejadas de lado en
los últimos años.
En Baja California la renuncia de Manlio Fabio Beltrones dejó en la incertidumbre a muchos de sus seguidores que habían hecho del PRI una especie de coto de caza, el cual venían disfrutando sin rendir cuentas a nadie. Es justamente en este Estado en donde con mayor claridad se puede observar la carencia de la democracia interna de la cual hablaba Luis Donaldo Colosio, antes de caer abatido en Lomas Taurinas, y que por ello se vuelve un triste ejemplo del efecto negativo que provoca el abandono de la militancia y el menosprecio a sus derechos políticos, con los resultados del pasado 5 de junio.
El nuevo dirigente priísta sabe que en 2018 es muy probable que las elecciones se conviertan en un referéndum y que el país se polarice en dos bloques, los partidarios y los opositores del paquete de reformas que Peña Nieto puso en marcha y que se tendrá que tomar decisiones históricas para tratar de sacar adelante este proyecto al seno de las urnas.
De ahí el porqué se diera este golpe de timón y la posibilidad de que aún se registren movimientos y ajustes entre los grupos y corrientes del viejo cuño que sentirán no verse reflejados en este nuevo liderazgo. Habrá que darle el beneficio de la duda a Enrique Ochoa Reza,al que estaremos escuchando hablar con palabras como cambio, legalidad, apertura, democracia, transparencia y rendición de cuentas, tratando de sintonizarse con ese cuerpo de electores que ha dejado de ver en el PRI una alternativa de futuro.

Sin duda que vienen tiempos difíciles, señores.

*El autor de este artículo es director en Mexicali del Gran Diario Regional EL MEXICANO

Leer más Sin comentarios